Bachilleres se alistan para ascender

Esta semana se realizaron las pruebas finales del duodécimo grado, con las que concluye el preuniversitario

Una etapa bonita, y a la vez decisiva, de la vida concluirá para muchos estudiantes en los próximos meses. Dejar el “pre” para continuar hacia la Educación Superior o el Servicio Militar Activo, en el caso de los varones, supone un reto para quienes ya se habían acostumbrado a llevar el azul uniforme en cada jornada lectiva.

Que egresen bachilleres más integrales ha sido la apuesta del Ministerio de Educación para hacerle frente a las necesidades de la construcción social y entregarle al país hombres y mujeres capacitados para conducir sus destinos.

Por tanto, el ingreso a las universidades no puede verse como una posibilidad sino como una meta, pues la razón de existencia de los preuniversitarios es la formación de los futuros licenciados, ingenieros, doctores…, y no se comprende a quien con capacidad cognitiva solo se conforme con el título de duodécimo grado.

A propósito, en estos días en los centros de esa enseñanza aquí se realizó la firma del compromiso a presentarse a los exámenes de ingreso a la Educación Superior. Este proceso, propio del funcionamiento de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM) y que acompaña la Dirección Municipal de Educación (DME), promueve el acceso de todos a la Universidad.

Casi 300 de duodécimo grado examinaron esta semana Matemática, Español e Historia de Cuba, con cuyas pruebas concluyen su pre, pero son antesala de la preparación con vistas a las pruebas para la Educación Superior.

Desde septiembre se preparan los estudiantes
Foto: Yesmani Vega Ávalos

Desde el inicio del curso 2018-2019 se preparan los jóvenes con vistas a vencer las tres pruebas a que se enfrentarán.

Los logros del territorio en ediciones anteriores auguran un éxito para el presente año. Asimismo se ha diseñado una estrategia en aras de asegurar la calidad de los repasos, aseguró Miguel Reytor Guevara, segundo jefe del departamento de Secundaria Básica-Preuniversitario de la DME.

La superación de los docentes involucrados, seguimiento a los estudiantes con problemas de aprendizaje, las escuelas de educación familiar y comunitaria, la aplicación de comprobaciones, visitas de ayuda metodológicas y la elaboración de sistemas de ejercicios, son elementos encaminados a superar lo alcanzado.

A las teleclases y los softwares acceden en los laboratorios
Foto: Yesmani Vega Ávalos

“Para garantizar mejores o iguales resultados fuimos preparando a los educandos para los diferentes cortes evaluativos y consolidando los objetivos de las pruebas de ingreso”, afirmó Reytor.

Además, añadió, los turnos destinados a los repasos dejan de ser opcionales para garantizar la asistencia de todos en cada grupo.

Para Historia es necesario prepararse sin despegarse del libro de texto, dijo Gabriela
Foto: Yesmani Vega Ávalos

También aportan las teleclases emitidas cada semana por el canal Educativo y los recursos digitales en manos de los estudiantes. “Utilizamos además resúmenes y software educativos para tener más argumentos a lo hora del examen”, explicó la estudiante del IPVCE América Labadí, Gabriela Rigñack Hernández.

La también ganadora del certamen nacional de Historia en dos ocasiones, dijo que de esa asignatura se evaluará gran cantidad de contenidos, por lo que se impone el estudio consciente con el auxilio del libro de texto.

En Matemática, la más temida, cada quincena los profesores de la materia se capacitan para lograr la independencia cognoscitiva en los estudiantes, a partir de un pensamiento reflexivo que permita solucionar los ejercicios por diferentes métodos y vías.

Educación Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *