¡Ay, se fue la corriente!

Los trabajadores de la Eléctrica laboran para resolver una avería en la MAN II y recuperar la estabilidad del servicio.

Las afectaciones provocadas por la tormenta tropical Laura al sistema eléctrico local fueron mínimas, si tenemos en cuenta el impacto de otros eventos meteorológicos que han pasado por el territorio, y al cierre de esta edición los trabajadores de la Eléctrica habían dado una respuesta positiva ante tales daños.

Sin embargo, a pesar de esos esfuerzos las llamadas a la entidad al 18888 no cesan debido a la inestabilidad con el fluido eléctrico, cuestión que no es muy frecuente en la Isla de la Juventud, donde el Tiempo de Interrupciones al Usuario, por lo general, figura entre los mejores del país al comportarse por debajo de las 22 horas.

Tales insatisfacciones, que no solo se concentran en los clientes de Nueva Gerona, sino de disímiles demarcaciones motivaron al Victoria ir tras las interrogantes acerca de la inestabilidad de la electricidad, indispensable para el desarrollo y la vida de los pobladores.

Foto: Karelia Álvarez Rosell

En la entidad conocimos que ello responde a una avería presentada el día 25 en una de las plantas generadoras, la MAN II, con la mayor capacidad y garantiza la estabilidad y vitalidad del sistema.

Ello ocasionó el disparo de los generadores de la instalación, provocando daños en casi todo el territorio, excepto en Juan Delio Chacón, Sierra Caballos, carretera de Columbia, aeropuerto, toda la zona urbana de La Fe; así a los usuarios residentes en la carretera de La Reforma, desde la salida de La Fe hasta ese poblado.

Foto: Karelia Álvarez Rosell

Fermín Molina Alfonso, al frente de la Dirección de Despacho de Carga en la entidad, puntualizó que la rotura “fue específicamente en la parte de corriente directa, que alimenta todos los esquemas de control, protecciones y automática de la planta.

“A partir de ese instante comenzamos a realizar una serie de acciones con vistas a restablecer el servicio con lo disponible, al lograrlo se presentaron otras irregularidades con transformadores e interruptores de los circuitos que salen desde ahí y tuvimos que acudir a otras alternativas para brindar electricidad.

“Todavía continuamos los trabajos para normalizar los esquemas de operación, lo hacemos de forma lenta, pero segura porque laboramos con alto voltaje; además hemos tenido que acudir a la creatividad de nuestros ingenieros ante la falta de algunos recursos”.

Molina Alfonso manifestó que este viernes esperaban el arribo de un equipamiento, “el cual con urgencia se revisará, daremos el mantenimiento necesario e iremos de inmediato a su instalación en función de resolver los problemas”.

La Isla tiene una capacidad instalada de generación de 34 MW sin tener en cuenta el aporte de la energía renovable, con mayor incidencia de la fotovoltaica y dispone de un sistema seguro y que apuesta cada vez más a la eficiencia.

En la MAN II esta reportera pudo apreciar a hombres que no cesan en su quehacer y extienden sus faenas, muchas veces hasta altas horas de la noche, en aras de rescatar la calidad del servicio, esa que no lleve a los clientes a exclamar: ¡Ay, se fue la corriente!

Isla de la Juventud Tormenta tropical Laura
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *