Avanzan obras en canales contra intrusión salina en Ciego de Ávila

Foto: ACN.

Como parte del programa estatal Tarea Vida, la iniciativa cubana de adaptación y atenuación de los efectos del cambio climático, en Ciego de Ávila se trabaja en la fase final de dos canales, uno de infiltración de agua y otro de drenaje, para reducir la intrusión salina en la costa sur de esa provincia.

Yuraldys Arteaga Pages, jefe de control y ejecución de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Trasvase Centro-Este, informó que el conducto de infiltración, de 8.1 kilómetros de longitud, se construye paralelo al canal magistral Zaza-Ciego de Ávila y trasvasará dos metros cúbicos de agua por segundo para beneficiar el subsuelo durante ese recorrido.

Actualmente se trabaja en los últimos 300 metros de la obra para edificar pequeños canales que la comuniquen con los siete pozos de recarga fabricados el año anterior, los cuales contribuirán a mejorar las condiciones de esa zona rural, muy cercana al poblado del municipio de Venezuela y con signos visibles de intrusión salina, explicó Arteaga Pages.

Por otro lado, fuerzas constructoras de la provincia agilizan los trabajos en los 3.5 kilómetros que faltan del canal de drenaje, conocido como La Ceiba, cuya extensión total es de 12 kilómetros.

Ese corredor es el segundo en construcción de los seis identificados en la zona sur avileña en el estudio de peligro, vulnerabilidad y riesgo de la construcción del canal magistral Zaza-Ciego de Ávila para evitar anegamientos en áreas pobladas o en zonas cultivadas y frenar la erosión del suelo.

Para terminar en el actual año este cauce artificial, que sigue aproximadamente las curvas de nivel del terreno, descendiendo hacia cotas más bajas para que el agua fluya por gravedad, está aprobado un presupuesto de 2.5 millones de pesos.

Según estudios del departamento provincial de suelo, de las 501 226 hectáreas comprendidas en las seis localidades avileñas costeras que se incluyen en el programa estatal Tarea Vida, 240 107 están afectadas por la intrusión salina, incluidas 162 341 en tierra firme.

En las más recientes sesiones del Parlamento, a fines de 2018, se conoció que hay en el país 574 asentamientos humanos y 263 fuentes de abasto de agua vulnerables por intrusión salina marina.

“En la medida en que la intrusión marina aumente, la salinidad de los suelos será mayor. Hay provincias como Artemisa y Mayabeque donde tenemos intrusión de hasta 15 y 17 kilómetros tierra adentro (…) En este problema se trabaja conjuntamente con los institutos de Planificación Física y de Recursos Hidráulicos”, dijo entonces la ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Elba Rosa Pérez Montoya.

(Con información de la ACN)

Cuba
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *