Avances frente a la COVID-19, pero sin confiarnos

Aunque la situación del nuevo coronavirus en el mundo entero continúa siendo compleja, en la última semana fueron varias las buenas noticias que respecto a este tópico recibió el pueblo pinero.

La decisión de las autoridades de Salud Pública y el Consejo de Defensa Municipal de levantar la cuarentena en el área de calle diez a 12 y de 49 a 53, correspondientes al Consejo Popular Abel Santamaría, así como la modificación a la cuarentena en las manzanas de 51 a 47 y de 20 a 22 en Pueblo Nuevo –en las que autorizó la salida de una persona por vivienda para buscar aprovisionamientos– la recibieron con alegría los vecinos de estas demarcaciones, donde reconocieron la valentía de quienes se sumaron, especialmente jóvenes, a tareas de mensajería en las zonas rojas.

Vecinos celebran la modificación de la cuarentena en Pueblo Nuevo.

Entre aplausos y frases de agradecimiento fueron también acogidos en sus barrios los 14 profesionales de la Salud que, una vez culminados los 14 días de aislamiento tras atender a los primeros pacientes contagiados con la COVID-19 en la Isla, volvieron a casa a rencontrarse con sus seres queridos.

En su lugar tres nuevos galenos, los doctores en Medicina Interna Mariano de la Caridad Valle y Henry Arozarena, junto al intensivista Adriel Vera, pasaron a desarrollar el protocolo de aislamiento en el hotelito de la CTC con la satisfacción de un deber bien cumplido.

Tres nuevos médicos culminan su servicio en la primera línea contra la COVID-19.

Pero sin duda alguna una de las noticias que más júbilo ha traído por estos días es el arribo –al cierre de esta edición– a 25 altas clínicas, más de la mitad de los casos confirmados en el territorio, 42 hasta el momento.

Claro que estos datos halagüeños no significan que estemos libres de peligro. La máxima dirección del país ha hecho un llamado a no confiarse. “Ahora que estamos ganando esta pelea no podemos poner en riesgo los resultados que tenemos” y “no podemos permitir que algunos echen por tierra lo que está haciendo la mayoría”, fueron algunas de las palabras del Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez en reciente reunión del grupo temporal de trabajo para la prevención y control de la COVID-19.

“La gente tiene que entender que esto lleva un sacrificio personal, familiar; nos tenemos que autolimitar de un grupo de cosas que hacemos en condiciones normales. Hacerlo ahora bien es la garantía de que más rápido podamos estar en una situación más normal”, aseveró el mandatario.

Son estas, por ende, las directrices a seguir en esta ínsula, donde aún persisten dos eventos de trasmisión abiertos, uno en Nueva Gerona y otro en La Fe y se mantiene la vigilancia sobre 866 personas.

Ser consecuentes con los tiempos que se viven es la solución a una pandemia que tiene como saldo más de 3,8 millones de contagios en el orbe y una cifra superior a los 270 118 fallecidos.

COVID-19 Isla de la Juventud Isla de la Juventud Salud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *