Avances en el mayor organopónico

Por su magnitud, esta es una de las unidades agrícolas de su tipo de mayor importancia en la Isla. Foto: Yesmani Vega Ávalos

El organopónico Las Celias, ubicado en los primeros kilómetros de Nueva Gerona en la autopista a La Fe, al parecer encontró por fin la ruta hacia su recuperación. Tras un período de incertidumbre y sucesivos cambios de sus responsables, la creación allí de un colectivo laboral invita al optimismo.

Criticado con dureza en reiteradas ocasiones por Jorge Luis Tapia Fonseca, viceprimer Ministro de la República de Cuba, por las demoras en la rehabilitación de ese importante complejo productivo, ya los 64 canteros que restaban por preparar están limpios y listos para sembrar, así lo precisó Irail Vieites Iser, su administrador.

Irail explica todo el trabajo que se realiza. Foto: Yesmani Vega Ávalos

“Tenemos todas las posturas –detalló–, estamos haciendo los semilleros para trasplantarlas y al unísono los trabajadores de Recursos Hidráulicos laboran en la instalación del agua de los referidos canteros, que no contaban con el abasto del líquido.

“Aquí están las llaves de paso y las mangueras para hacer la acometida; esperamos que dentro de cinco o seis días los canteros dispongan del suministro de agua y sembrarlos todos”.

Irail destacó la masiva respuesta brindada por los colectivos de las entidades que a diario se trasladaron al lugar para apoyar en las labores a pie de surco con vistas a dejar los canteros listos, cultivar e impulsar la producción de hortalizas para la población.

Asimismo, apuntó que en esos 64 canteros tienen previsto plantar remolacha, berenjena y quimbombó, mientras en el resto ya hay sembrados cultivos como habichuela, lechuga, acelga, entre otros, además de flores como rosas y gladiolos.

El colectivo laboral allí, integrado por 16 trabajadores, también atenderá los túneles de tabaco emplazados en ese enclave, como parte del complejo total que se pretende erigir en ese espacio, el cual incluirá en el fondo de la tercera sección alrededor de seis canteros en recuperación, con el fin de construir un techado para desarrollar la lombricultura líquida y sólida.

“Vamos a tratar de mantener con este grupo lo que gracias al esfuerzo mancomunado de muchos hemos logrado”, sentenció.

Otros artículos del autor:

Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *