Australia “se prepara” para posible extradición de Assange a EEUU

julian_assangeAustralia confirmó este sábado que la legación diplomática en Washington está preparada para una eventual extradición de Julian Assange a Estados Unidos, aunque habla de “planes de contingencia” porque “no existen pruebas” de que se vaya a hacer.

 

julian_assangeAustralia confirmó este sábado que la legación diplomática en Washington está preparada para una eventual extradición de Julian Assange a Estados Unidos, aunque habla de “planes de contingencia” porque “no existen pruebas” de que se vaya a hacer.

El ministro de Comercio, Craig Emerson, afirmó que la embajada de Australia en Washington ha estado “preparándose para la eventualidad de una extradición”, pero subrayó que es lo que suelen hacer los diplomáticos.

“La embajada está haciendo su trabajo, para estar en condiciones de asesorar al gobierno si cree que una extradición es inminente. No hay pruebas de la existencia de que esa extradición se vaya a producir”, declaró Emerson a la televisión ABC.

Según varios medios de comunicación, los diplomáticos australianos creen que Washington está apuntando a Assange para procesarlo por cargos relacionados con su sitio WikiLeaks, entre los que se incluyen espionaje y conspiración.

El diario The Age afirmó que la legación diplomática de Canberra en Washington se toma en serio la posible extradición del fundador de WikiLeaks a Estados Unidos.

El diario asegura que, según unos cables de diplomáticos australianos, Australia no se opone a la potencial extradición y podría haber solicitado asesoramiento preliminar de Estados Unidos para cualquier eventual procesamiento de ex piratas informáticos. Afirma que tanto el primer ministro como el ministro de Relaciones Exteriores han sido informados de ello.

Emerson confirmó que la embajada en Washington había examinado una extradición de Assange, de nacionalidad australiana, como un escenario potencial, pero insistió en que no hay pruebas de que Estados Unidos se disponga a hacerlo. “La gente puede establecer probabilidades o posibilidades en cuanto a lo que Estados Unidos puede o no hacer en el futuro, pero el hecho es que no hay pruebas, no existen pruebas de que Estados Unidos aspire a extraditar a Julian Assange”, agregó.

El ministro de Comercio Exterior señaló que Estados Unidos podría haber solicitado la extradición de Assange de Gran Bretaña en lugar de esperar que llegue a Suecia y “obviamente no lo ha hecho”.

No hizo comentarios sobre la afirmación de que Australia no se opondrá a la extradición, sólo dijo que se respetarían los “procedimientos normales” y seguirían proporcionando asistencia consular.

Emerson también repitió que poco podía hacer el gobierno australiano por Assange, refugiado en la embajada de Ecuador en Londres en un intento de evitar su extradición a Suecia, donde tiene que responder por acusaciones de agresión sexual.

Assange teme que Estocolmo lo entregue a Estados Unidos. El jueves, recibió asilo diplomático de Ecuador.

“Recuerde que esta cuestión sobre el señor Assange entre el Reino Unido y Suecia no guarda relación con WikiLeaks, sino con las acusaciones de algo que puede o no haber hecho en Suecia, y esto compete a las autoridades legales en esos países”, sostuvo Emerson.

Por su parte, la Organización de Estados Americanos (OEA) convocó el viernes a una reunión de ministros de Relaciones Exteriores a realizarse el 24 de agosto en Washington para debatir la situación generada por el asilo diplomático otorgado por Ecuador a Assange.

Con una votación de 23 países a favor y tres en contra (Estados Unidos, Canadá y Trinidad y Tobago), la OEA aprobó una resolución propuesta por Quito que llama a sus ministros de Exteriores para tratar sobre la “inviolabilidad de los locales diplomáticos del Ecuador en el Reino Unido”.

Los votos a favor fueron de los países sudamericanos, México, América Central y del Caribe, con excepción de Panamá, Honduras, Barbados, Jamaica y Bahamas, que se abstuvieron, durante una reunión extraordinaria en la sede de la OEA.

Ecuador pidió reunir a los titulares de Exteriores específicamente por las “amenazas” del gobierno británico de sacar por la fuerza a Julian Assange de la embajada de Ecuador en Londres, aunque ya el gobierno británico ha descartado esa posibilidad. Quito quiere “obtener al más alto nivel político la reiteración de la vigencia plena del derecho internacional” y la garantía de la “inviolabilidad de los locales diplomáticos”, alegó la embajadora ecuatoriana, María Isabel Salvador.

(Con información de AFP)

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}