Aserrío responde a Nilda Luisa

“(…) Conversar con la gente, pero de verdad, para saber qué piensa. No contentarse con hablar, sino también oír, aunque no agrade lo que nos digan; reconocer cuando nos equivocamos y si es el caso, decirle al otro que no tiene la razón (…)”

Raúl Castro Ruz, en la clausura del XIX Congreso de la CTC 


En carta enviada el 19 de marzo a la sección Buzón del lector, Nilda Luisa López Herrera, de 58 años, residente en carretera Columbia kilómetro 12 y miembro de la Asociación Cubana de Limitados Físico Motores, explica que luego de vivir un proceso de verificaciones y solicitudes denegadas, finalmente le asignaron la licencia de construcción en un terreno en el reparto José Martí (Patria).

Asegura la remitente no haber construido la caseta para los materiales porque la Unidad Básica Económica Forestal estuvo unos meses paralizada y ella no pudo comprar la recortería de costanera. La semana pasada se comunicó con la entidad y le informaron que ya comenzó a producir, pero no se la podían vender.

Tras la sección tramitar el asunto con Héctor Prada Frómeta, director de la Unidad Básica Económica Forestal y CaféCamilo Torres Restrepo, perteneciente a la empresa agroindustrial Comandante Jesús Montané Oropesa, el directivo le responde a la lectora:

Nuestro objeto social es aserrar maderas para la venta de las producciones a empresas y organismos estatales del territorio debido a que dicho recurso forestal es balanceado nacionalmente.

No obstante, el colectivo se caracteriza por ser solidario y estar a la altura de los tiempos que vivimos.

Por eso cuando tenemos disponibilidad, como ocurre ahora, prestamos el servicio a personas vulnerables que lo requieran. La  respuesta a Nilda Luisa López Herrera es que nos llame para darle las indicaciones pertinentes.

Este aserrío es el más longevo de Cuba y las roturas de sus equipos y accesorios son frecuentes. Se mantiene funcionando gracias al esfuerzo e ingenio de los trabajadores Armando Pérez Cepero, Liusmay Peña Báez y Daniel Rodríguez Corría, a quienes siempre encontrarán fajados con las llaves, los tornillos y la grasa.

Por último, es válido aclarar que existe el Programa de la Vivienda encargado de dar respuesta a casos como el que nos ocupa.

Puede dirigir su carta a la siguiente dirección postal: Carretera La Fe Km 1 ½, Nueva Gerona, o al correo electrónico: cip228@enet.cu

Búzon del lector Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *