Aseando el abastecimiento

reportaje-aseo-2Tremenda complicación se le arma a cualquiera cuando llega el fin de semana y en la unidad comercial más cercana no hay ninguna variedad de jabón porque “se acabó desde el día 15”, “estamos esperando la distribución”, “la gente lo compró por cantidad” y otros argumentos que obligan a reflexionar si en realidad existe adecuado abastecimiento y protección al consumidor o es solo un eslogan manido.

 

reportaje-aseo-1

Fotos: Arturo Enamorado López

Tremenda complicación se le arma a cualquiera cuando llega el fin de semana y en la unidad comercial más cercana no hay ninguna variedad de jabón porque “se acabó desde el día 15”, “estamos esperando la distribución”, “la gente lo compró por cantidad” y otros argumentos que obligan a reflexionar si en realidad existe adecuado abastecimiento y protección al consumidor o es solo un eslogan manido.

Es cierto, este producto responde a las ventas de mercado paralelo, en respuesta al Lineamiento 310 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, donde refrenda: “Reestructurar las ofertas de bienes y servicios, revisando los precios minoristas de los productos que formen parte de la canasta familiar normada y que se defina puedan ir transfiriéndose a la venta liberada sin subsidios en pesos cubanos”.

Pero lo que no se explica ni justifica es el desabastecimiento en la red de unidades de la Empresa Municipal de Comercio y Gastronomía (EMCG), cuando en los almacenes están las toneladas (t) destinadas para el mes, como ocurrió en los primeros cinco días de septiembre, comprobado al profundizar en el tema.

Tras los porqué fuimos a la Empresa Comercializadora y Venta de Productos Universales (ECVPU), cuyo especialista principal de compraventa, Daniel Rojas Benito, nos informó que la inexistencia de los productos de higiene y limpieza se debe al insuficiente plan asignado por el Ministerio de Comercio Interior (MINCIN), el cual no responde a la demanda de la población pinera.

¿Quién realizó entonces ese pedido?

“Solicitamos más pero nos asignan según las posibilidades reales del país; al principio la Isla consumía siete toneladas de jabón de lavar, a raíz de estudios de venta realizados nos aumentaron tres, que representan 37 175 unidades y a partir de octubre deben entregarnos otras cinco (t), con lo que alcanzaremos 55 762, pensamos así tener mayor presencia de este artículo”, subrayó Rojas Benito.

Falta que hace, porque aunque la estrategia ha sido mantener en las tiendas de divisas la presencia de productos similares, la mayoría de la población prefiere adquirirlo en moneda nacional y no en CUC.

LAVO, ME BAÑO Y FRIEGO

El Municipio tiene destinada para cada mes 17 t de jabón de tocador de baño que representan 136 000; de una a dos de crema dental y cinco de detergente líquido, cifras que también resultan pequeñas por momentos.

Tal fue el caso del mes anterior donde no pocos usuarios adquirieron cuantías desproporcionadas debido a falsos criterios en cuanto a la producción de estos útiles y hubo que olvidarse de “ya cumplimos con la asignación del plan mensual”, y volver a suministrar.

Muchos contratiempos inciden en esta problemática del desabastecimiento, según pudimos apreciar en recorridos desde el mismo almacén hasta las unidades comercializadoras.

En los primeros días del mes apenas es normal no ver jabones, así exista en los almacenes no comienzan a distribuirlos después del seis, “en ese término hacemos el cierre contable”, destacó Nérida Vázquez Baca, directora de la ECVPU.

Como económica al fin, medita en que este mecanismo puede revisarse y aplicar uno más ágil, se refiere a la modalidad del conduce – instrumento comercial hasta ahora sin emplearse allí–, claro eso implica más control pero lo asumirán para que no ocurran situaciones como las antes mencionadas.

“Las frazadas las llevamos a los establecimientos por conduce o de lo contrario nos hubiésemos demorado con su venta”, apuntó la directiva.

Acerca del tópico de la inestabilidad de los productos de aseo en las tiendas expresa su parecer José Manuel Rodríguez Rodríguez, director en el Municipio del Área de Funciones Rectoras y Estatales del MINCIN:

“Monitoreamos cada mes este programa y observamos que no existe cobertura de estos útiles; identificamos los consumos per cápita de las familias y van desde cinco a seis jabones de baño al mes y hasta cuatro de lavar, estas necesidades no son respaldadas por la asignación al territorio”, concluyó.

Se impone entonces diseñar una mejor política de abastecimiento como establecen los Lineamientos en busca de alcanzar una eficaz protección al consumidor que garantice el cumplimiento de sus deberes y derechos.

reportaje-aseo-2

DESENREDANDO ENTUERTOS

En los intercambios efectuados con los implicados en hacer cumplir con efectividad este proyecto conocimos las estrategias que en lo inmediato realizan para enrumbarlo mejor; hablo de disminuir los pedidos de las bodegas donde menos se vende para fortalecer los Mercados Artesanales Industriales de la arteria principal de la ciudad y así lograr su estabilidad en estos lugares.

Ahora bien, si queremos asear los inconvenientes que giran entorno a este programa, resulta esencial que suministradores y comercializadores dediquen al menos unos minutos al mes e intercambien de los aciertos y desaciertos suscitados en busca de una mayor protección al consumidor.

Cabos sueltos aún rondan, como incluir en el pedido del viernes siete de septiembre el envío de la bodega El Modelo y el camión virar con la mercancía a las 12:25 del mediodía por no estar la administradora.

Después conocimos que no se le avisó a tiempo por la Unidad Básica de Comercio, lo cual requirió llevarlo de nuevo en el espacio donde pudo ocuparse el de otro.

Bien merece que todos revisen cuánto pueden hacer para no manchar una iniciativa tan agradecida por la población y seguir aseando el abastecimiento de productos básicos para los pineros.

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}