Asalto en La Victoria

Trabajadores pintan la fachada del círculo infantil Los Vaqueritos. Foto: Yesmani Vega Ávalo

El apacible y bello poblado de La Victoria sufrió este jueves, día tan especial para las mujeres, un asalto sin fusiles, ni ametralladoras, ni tanques que pusieran en riesgo la vida de sus habitantes.

Todo lo contrario, un enjambre de hombres y mujeres con cubos de pintura, brochas en mano y machetes para luchar contra las hierbas, inundó desde temprano las principales calles y centros.

Eran los trabajadores de las áreas protegidas de La Cañada y de Los Indios, pertenecientes a la Unidad Estatal Básica para la Protección de la Flora y la Fauna, y que con su actuar quisieron homenajear a las féminas y a la vez recibir con ropaje nuevo a las elecciones del 11 de marzo, y el aniversario 41 de esa entidad.

Junto a ellos, vecinos del lugar, la presidenta del Consejo Popular, Liz María Zayas Mulet y Raúl Fernández González, director de Flora y Fauna en el territorio.

No escaparon a la cruzada el seminternado de primaria Juan Hernández, el círculo infantil Los Vaqueritos y el Médico y la Enfermera de la Familia, y mucho menos el parque de Los Mártires, los dos colegios electorales; así como contenes y postes de la vía principal.

Para Liz María los trabajadores de Flora y Fauna contribuyen al desarrollo del Consejo con estas acciones. Foto: Yesmani Vega Ávalo

Liz María no puede contener la emoción que se refleja en su ir y venir por todas partes, evaluando, admirando, haciendo nuevas coordinaciones para que su consejo brille.

La encuentro muy atareada, no obstante accede a brindar su opinión sobre lo que está ocurriendo: Gracias a estos trabajadores nuestra comunidad se desarrolla, ahora mismo son la fuente de empleo más importante”.

Añade admirada que “los 52 trabajadores embellecen ese asentamiento, en una experiencia que antes no había ocurrido y espera se sumen otras entidades como parte del trabajo comunitario”.

Por su parte Alina Hidalgo Piñeiro, directora del seminternado que alberga a 115

Alina muestra su satisfacción y la del colectivo que dirige. Foto: Yesmani Vega Ávalo

niños de preescolar a sexto grados, afirma: “Estamos muy satisfechos y apreciamos grandemente estas acciones que contribuyen al mejoramiento de la instalación y las condiciones para pioneros y trabajadores del centro”.

En tanto Fernández González y Juan Carlos Suárez González, jefe de abastecimientos, valoraron el significado de poder ayudar a ese poblado y establecer vínculos cada vez más estrecho con el entorno donde están enclavados sus centros laborales.

El directivo fue un poco más allá al destacar como estas actividades contribuyen a elevar el sentido de pertenencia, pues la mayoría de sus trabajadores viven en la comunidad.

También directivos y empleados de los centros beneficiados con estas acciones, explicaron que la iniciativa es valedera para otras comarcas, para la formación de valores en las nuevas generaciones, y aprecien de cerca la solidaridad, la cooperación, la laboriosidad y el apego de las personas a su terruño.

Cierto es que los de Flora y Fauna se convirtieron en los pioneros en asumir estas responsabilidades sociales que pueden convertir a nuestros pueblos y ciudades en verdaderos jardines y lo más importante contrarrestar indisciplinas sociales en materia de higiene, con la participación popular, frente donde queda mucho por hacer.

Este tipo de actividad eleva el sentido de pertenencia, significó Raúl (a la izquierda). Foto: Yesmani Vega Ávalo
No quedó un espacio sin embellecer en la escuela Juan Hernández. Foto: Yesmani Vega Ávalo
Isla de la Juventud
Pedro Blanco Oliva
Pedro Blanco Oliva

Licenciado en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomado en Periodismo con más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *