Aroma de mujer

entrevista-Clara-1Clara Duanys Álvarez es una de esas mujeres encargadas de romper el mito enraizado en la mente de muchos de que los oficios responden al sexo biológico, muchos se asombran porque no es común ver un rostro femenino arreglando equipos electrodomésticos…

 

entrevista-Clara-1

Fotos: Arturo Enamorado López

Clara Duanys Álvarez es una de esas mujeres encargadas de romper el mito enraizado en la mente de muchos de que los oficios responden al sexo biológico.

–¿No sabe si los mecánicos están ahí?

–Pase, soy uno de ellos, ¿qué tiene su olla?

–¡Usted!, y la inspeccionan con la vista de arriba abajo al verla tan elegante.

Así es a diario, se asombran porque no es común ver un rostro femenino arreglando equipos electrodomésticos, en la Isla nos desempeñamos dos en este tipo de quehacer de los servicios técnicos personales encargados de devolverles la vida útil lo mismo a las ollas multipropósito y arrocera que un ventilador.

Expresa mientras pone en práctica los conocimientos aprendidos en el técnico medio en Electrónica, en un santiamén descuartiza la “Reina” de un cliente con una maestría increíble como si hubiese nacido para lidiar con bloques terminales, límites de temperaturas, fusibles, cables de alimentación, tornillos del presostato y el termostato y otros aditamentos.

Trabajaba en la tintorería pero al cerrarla nos ubicaron en los talleres de reparación; muchas se fueron por complejo, decían que no les gustaba estar rodeadas de hombres, en cambio a mí me resulta cómodo, ellos son más comprensivos con nosotras.

entrevista-Clara-3El ir y venir de sus manos sin soltar el destornillador habla de su capacitación y compromiso para encontrarles soluciones a las diferentes roturas de los equipos de quienes visitan el taller Servi Hogar, en Nueva Gerona, perteneciente a la Empresa Municipal de Comercio, Gastronomía y Servicio.

Verla desempeñarse me hace reflexionar en cómo las mujeres nos hemos propuesto visibilizarnos en todas las aristas y sectores con nuestro aporte, inteligencia, capacidad, habilidad y talento.

Es cierto, las compañeras siempre han trabajado, pero ante los empleos eran patrimonio de los hombres por su rol de sustentar a la familia y mientras esto ocurría, las esposas permanecían en casa al frente de las tareas domésticas.

Por lo general laboran en ocupaciones donde ponen a disposición de la sociedad su capacidad para educar, administrar y cuidar. En su mayoría se les ve como profesoras, secretarias, modistas,  enfermeras, peluqueras, administradoras, dirigentes.

El incremento de la participación de la mujer en la vida social, económica y familiar, ha provocado que asumamos roles en ocasiones contradictorios e incluso para sus seres más queridos; en mi caso mi hijo siempre me reclama porque sus compañeros recriminan mi trabajo.

No los culpo, son el resultado de las miradas discriminatorias propia de la ideología patriarcal aún latente en la sociedad; es una profesión digna de donde sale el sustento económico de mi hogar; me ha permitido realizarme, relacionarme y conocer a decenas de personas, ser independiente, útil a la sociedad y darle un buen ejemplo a mi hijo.

entrevista-Clara-2

Con Clara no van esas expresiones de hace tareas propias de las mujeres para referirse a cocinar, planchar o lavar; defiende la no existencia de quehaceres propios de un sexo u otro, sino costumbres y estereotipos machistas, apreciado en el predominio del modelo tradicional del trabajo hogareño con sobrecarga para la mujer.

Esta realidad atenta contra el tiempo que pueden y deben emplear para su disfrute personal, situación no solo privativa de adultas o jóvenes casadas y con hijos sino también observado en muchachas solteras y estudiantes. No obstante, saben sobreponerse y sacar el espacio para demostrarse a sí misma que su espacio es mucho más amplio y decisivo.

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}