Argentina: un desastre llamado Macri

En la jornada de cierre de campaña, la fórmula Fernández se pronunció por «dar vuelta a una página oprobiosa que se comenzó a escribir el 10 de diciembre de 2015», fecha de inicio del mandato de Macri
CUATRO CAUSAS DE CORRUPCIÓN ENFRENTA MACRI POR BENEFICIAR A SUS EMPRESAS.
Foto: EFE

A las puertas de las elecciones generales de Argentina este domingo 27 de octubre, el clamor popular es «votar contra el desastre de Macri».

La referencia es clara, una nación con un gran caudal económico, con liderazgo mundial en sectores como el de la producción de granos y carne, se ha convertido en un país de pobres, desempleados, y deudor, amarrado a las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI).

La propia institución financiera en sus últimas proyecciones para este año asegura que Argentina se encamina a convertirse en el tercer país con mayor inflación del mundo con una subida del costo de vida del 57,3%.

Es el resultado de la obra de Mauricio Macri, quien, una vez en el poder, solicitó un préstamo superior a los 50 000 millones de dólares que, lejos de contribuir a la estabilidad económica y social del país, lo ha convertido en un rehén de las exigencias del Fondo, y de las medidas neoliberales.

En las últimas semanas las manifestaciones de indignación y lamento, han constituido la mejor respuesta con la mira en estos comicios,  donde todas las encuestas dan como vencedores en la primera vuelta al dúo Alberto Fernández y su compañera de fórmula, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Un programa televisivo de Telesur, al analizar posibles variantes de última hora, todos los analistas pusieron a Mauricio Macri como perdedor.
Sin embargo, la tozudez del actual mandatario es tal que dice ser un «convencido de que el rumbo político emprendido hace cuatro años es el correcto». Y afirma: «nunca estuvimos tan cerca de cambiar la historia para siempre».

Por su parte, Alberto Fernández, a quien todas las encuestadoras lo dan como seguro vencedor, ha moderado su discurso con “vamos a ir paso a paso para que esto cambie. Nos dejan un país en muy mala situación económica».

El «desastre Macri», además, ha llevado a la nación a una pobreza del 35,4% de la población, 8,1 puntos más que hace un año, y donde el 25,4% de los hogares no pueden costearse una alimentación básica, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

La cantidad de pobres supera la cifra de 15,3 millones, mientras los  alimentos básicos se encarecieron, del 2018 a 2019, un 58,3%.

El desempleo afecta al 19,3% de los jóvenes y al 10,6% de la población general en el segundo trimestre de 2019, a lo que se suma el trabajo informal que involucra  al 34% de los vinculados a la vida laboral, cifra que en el caso de los jóvenes se eleva a un 60%, según el INEC.

En la jornada de cierre de campaña, la fórmula Fernández  se pronunció por «dar vuelta a una página oprobiosa que se comenzó a escribir el 10 de diciembre de 2015», fecha de inicio del mandato de Macri.

El candidato a presidente, Alberto Fernández, afirmó que «entre los jubilados y los bancos elegimos los jubilados; entre la educación pública y los bancos, elegimos a la educación pública».

Vale recordar que en las elecciones primarias realizadas el 11 de agosto pasado, el Frente de Todos, partido del binomio Fernández consiguió un 47,65%, contra un 32,08%, que correspondió a Juntos por el Cambio, el espacio con el que el actual presidente busca la reelección.

Mundo
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *