Arcilla y continuidad

Foto: Gerardo Mayet Cruz

Abril cada año rejuvenece, se torna pionero, joven estudiante y trabajador, combatiente, revolucionario. Nunca enseña sus canas porque se sabe feliz, cuando le enarbolan consignas de júbilo y cuando ve celebrar a los retoños en su Patria libre.

Abril es el mes de los jóvenes, y precisamente en esta primera edición te regalamos Opción Futuro, un suplemento para ti, donde queremos verte reflejado.

Este 2019 las celebraciones asumen un matiz diferente, pues convocada al XI Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas, la juventud cubana está inmersa en un debate franco enfocado en cómo participar de forma más activa en la construcción de la sociedad socialista.

Hoy los retos se multiplican pero también las oportunidades, para así continuar edificando una nación soberana, diversa, digna e inclusiva, donde se proclama desde el artículo 87 de la Carta Magna el reconocimiento y estímulo a las nuevas generaciones, que seguirán siendo los pinos gozosos de Martí y los rebeldes muchachos del eterno joven Fidel.

Somos los continuadores de una colosal obra, la mejor, pues la hemos creado todos juntos. Ella nos necesita, y la decepción no es una alternativa. La apatía no puede adueñarse de una etapa de vida tan vigorosa y ágil, por tanto en cada rincón se precisan jóvenes dispuestos.

Ayer fueron las armas, hoy, las ideas, el entusiasmo y el ímpetu porque nuestro combate jamás cesará. Las aulas a donde llegan nuestros graduados del pedagógico y estudiantes universitarios a impartir clases, son testigos de la batalla por el saber, por la formación del hombre nuevo que pidió el Che.

Somos, como dijo él, esa arcilla para forjar todas las obras del futuro. Nos mostraremos entonces agradecidos de las callosas manos que nos moldean y guían, para aprender de ellos a ser siempre jóvenes, de corazón y compromiso.

Opción Futuro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *