EDITORIAL

¡Aquí no se rinde nadie…!

Una frase dicha en medio de la balacera y que sirvió para ratificar la voluntad de un grupo de hombres de Ser Libres o Mártires: “¡Aquí no se rinde nadie, c…!”, dicha por el Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, entonces uno de los tres capitanes del yate Granma, brota del alma de cada uno de los cubanos y pineros en medio de la actual coyuntura que vive el país.

Las patrañas del imperialismo y del nuevo inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, nos convoca a hurgar en la historia, reprotagonizar la lucha por la independencia, los días de perseverancia, resistencia y gloria que hemos vivido durante estas seis décadas de justicia social.

No saben a cuánto recurso apelar para hacernos doblegar y renunciar a los sueños conquistados. Vuelven a ser los máximos responsables de la compleja situación coyuntural que en la actualidad enfrenta la nación en cuanto a disponibilidad de combustible, sobre todo diesel, debido al recrudecimiento de la añosa y mundialmente condenada política de bloqueo.

Lo que resta de septiembre, en fin, puede tornarse tenso y duro en términos de energía, faltar (aún más) el combustible, estar obligados a hacer reajustes, enfrentar algún que otro apagón. Pero lo que no puede apagarse es la certeza de que el país va a superar este circunstancial momento, para tranquilidad de los cubanos… y también para disgusto de quienes nos quieren asfixiar.

Ese gigante pulpo no cesa en cercarnos, sancionar y presionar a quien intenta ayudarnos o establecer intercambio o nexos comerciales con Cuba, que como dijera Miguel Díaz-Canel Bermúdez, nuestro presidente, tiene como fortaleza una economía más diversificada y con superiores capacidades constructivas. Además de existir las bases para la elaboración del plan económico hasta el año 2030, y más largo plazo.

Al parecer desconocen que sus provocaciones solo nos hacen más fuertes y acrecienta el amor por esta Cuba hecha con todos y para  el bien de todos. De ahí que la primera decisión sea proteger prioridades como la producción y distribución de alimentos o facilidades para el acceso de la población a ellos.

Son tiempos de mayor cooperación. Lo que resta de septiembre puede tornarse más tenso en términos energéticos, lo cual puede llevar a otros reajustes y enfrentar algún que otro apagón, pero lo que sí nunca se apagará es la voluntad de los cubanos de continuar construyendo una Cuba justa, digna y alegre, aun doliéndoles a quienes insisten en asfixiarnos porque aprendimos de valerosos jóvenes que: ¡Aquí no se rinde nadie, c…!

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, comparece en la Mesa Redonda para hablar sobre la coyuntura energética que enfrenta el país.

 

Isla de la Juventud
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *