Apuntes sobre Un líder llamado Fidel Alejandro

El último libro de la trilogía de María Luisa García Moreno sobre Fidel ofrece a los jóvenes una visión particular de importantes sucesos en la vida del líder de la Revolución Cubana

Con sentido lúdico y la misma hondura histórica de siempre regresa este 2021 la periodista, editora y escritora María Luisa García Moreno. Ahora regala al público infanto-juvenil Un líder llamado Fidel Alejandro, última entrega de una trilogía coherente con la vida y obra del líder de la Revolución Cubana.

De palpable gentileza, la autora abre las puertas a Juventud Rebelde como si esta fuera la primera vez que dialoga sobre su obra. «Resulta complejo escribir para estas edades, sobre todo teniendo en cuenta la competencia de toda la producción audiovisual que a los más jóvenes se destina y de los muchos recursos tecnológicos de que se dispone. Sin embargo, convencida por los propios escolares de sus ansias de conocer cómo ocurrieron los hechos y convencida, además, de la necesidad de contar nuestra historia a los jóvenes, decidí emprender esta aventura».

Un líder llamado Fidel Alejandro, que puede descargarse en Cubaliteraria y en la web de Verde Olivo, enseña una de las etapas más importantes y decisivas de la vida del Comandante en Jefe. Desde el Presidio Modelo, la salida, la creación del M-26-7, los preparativos de la expedición en México, el desembarco del Granma, Alegría de Pío y la dispersión, el rencuentro en Cinco Palmas, la reorganización de la guerrilla, los combates que sobrevinieron hasta la Caravana de la  Libertad y su llegada a la capital aquel 8 de enero de 1959.

«Intenta mostrar su crecimiento como ser humano. Por eso, a la par que se relatan los hechos —con cientificidad, pero con sencillez— se resalta el papel del héroe, tanto el individual como el colectivo; es decir, Fidel es el gran protagonista, de la historia y del libro; pero, junto a él están todos aquellos que le acompañaron en la gesta liberadora», explica García Moreno.

Según la escritora, los libros fueron madurando a medida que se publicaban las entregas. Un niño llamado Fidel Alejandro se enmarca desde el nacimiento hasta la graduación en el colegio de Belén y Un joven llamado Fidel Alejandro desde que matricula en la universidad hasta el asalto al Moncada y posterior juicio.

«Un líder… posee una tremenda carga de información y, por eso, es el más extenso de los tres. Se propone ayudar a comprender cómo un joven excepcional se transforma en el guía de nuestro pueblo y, si tenemos en cuenta que el pensamiento de Fidel sigue siendo la brújula, eso le confiere gran importancia al abordaje de esta etapa. De hecho, eso lo convierte en un insoslayable material para maestros y profesores».

Una de las ilustraciones de Ángel Velazco que aparecen en el libro.

Este libro presenta una prosa simple y sencilla. Que niños y jóvenes se sientan atraídos por el contenido plasmado en estas hojas es prioritario para la autora. Para ello vuelve a contar con la participación del dibujante y diseñador Ángel Velazco, quien le imprime estilo propio a esta tercera entrega.

«He tenido el privilegio de ilustrar los tres libros de María Luisa García Moreno dedicados a Fidel», argumenta Ángel Velazco. «Las ilustraciones de esta trilogía buscan ser un complemento del texto para ayudar al lector a visualizar la anécdota, la época, la edad del personaje y otros datos que da la autora. Pero también ofrecen una experiencia
inmersiva extra cuando posibilita al espectador disfrutar la vivencia de ese universo de paisajes, personajes, vestuario, arquitectura, muebles, autos, armas… Las ilustraciones tratan de ser, además, fieles a la caracterización de las figuras históricas para que sean reconocibles».

En esta época marcada por una profunda visualidad, Velazco procura «lograr imágenes frescas, coloridas, con mucha luz, con
una gestualidad muy cubana en sus personajes, fieles a cada época abordada, con angulaciones que refuerzan el mensaje del texto».

A decir de la propia María Luisa García Moreno, el componente gráfico posee una importancia meridiana para lograr una mayor comprensión en estas edades. «Prefiero sacrificar algo de espacio y, por supuesto, de información, con el propósito de conferir protagonismo a la ilustración. Además, cuando escribo, voy, a la vez, pensando en la ilustración y busco fotografías de época que puedan servir de guía al dibujante; por supuesto, sin interferir en su creatividad».

La idea de llevar al libro la vida de figuras históricas surge cuando la autora pertenecía a la Casa Editora Abril. En aquella ocasión fue la editora de Cuando el Che era Ernestito, de Rosa Leyva, una obra que la marcó por su forma de abordar la temática.

«Rafaela Valerino y yo nos dimos a la tarea de escribir Un niño… Una vez publicado ese primer libro (Verde Olivo, 2016 y 2018) se presentó en varias escuelas, tanto primarias como secundarias, y fueron las inquietudes de los escolares las que agrandaron el proyecto inicial y me llevaron a escribir la biografía de Fidel para un público juvenil», declara la escritora.

Un líder llamado Fidel Alejandro cierra la trilogía histórica concebida por María Luisa García Moreno. Un texto que se apoya con fuerza en una narrativa directa, inteligible y de enorme poder visual para acercar la vida de Fidel a niños y jóvenes por igual.

Cultura
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *