Apoya sector de la literatura en Holguín intervención sanitaria con la vacuna Abdala

La Habana, Cuba. Desde que llegó la COVID-19 a Cuba, la Universidad de La Habana se insertó en el combate contra la enfermedad, expresó a Radio Reloj, Miriam Nicado García, rectora de esa institución académica.

Puntualizo que la comunidad universitaria se incorporó, además, al trabajo científico en centros de avanzada en la investigación de la capital, tales como el Instituto Finlay de Vacuna y CUBAFARMA, entre otros.

Explicó que el Alma Mater también apoya en los centros de aislamiento, los hospitales y policlínicos, realizando PCR, lo cual demostró el carácter revolucionario de los jóvenes y su apego a las tareas que demanda la Patria.

La rectora de la Universidad de La Habana señaló que el plantel respalda a los hospitales La Covadonga y Julio Díaz, así como al de la Universidad de las Ciencias Informáticas, y tiene tres residencias estudiantiles que funcionan como centros de aislamiento.

El Alma Mater pone corazón a la Patria

Desde antes del rebrote de la COVID-19, el conglomerado de la Universidad de La Habana asume misiones para contrarrestar lo nefasto de la enfermedad, afirmó a Radio Reloj, Miriam Nicado García.

La rectora de la institución académica añadió que estudiantes, profesores, investigadores, el personal directivo y los trabajadores asisten en las donaciones de sangre.

Precisó que el colectivo del Alma Mater participa en el apoyo a la comunidad, el trabajo investigativo en el desarrollo de las vacunas y otras actividades para evitar, controlar y disminuir los efectos del virus.

Miriam Nicado García dijo que en Matanzas, provincia con alto grado de afectación por la COVID-19, los jóvenes y docentes de la Universidad de La Habana trasmiten esperanza, optimismo y mucho amor a las personas que padecen la enfermedad, y mucho corazón para salvar sus vidas.

 

Educación
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *