Ante el peligro, retomar medidas eficaces

Foto: Yesmani Vega Ávalos

El incremento sostenido de los casos positivos a la covid 19 durante las últimas semanas en el territorio, ascendiendo a poco más de 40 activos hasta el momento, ha obligado a las máximas autoridades locales a revisar y exigir mayor control en el cumplimiento de las medidas establecidas para prevenir la trasmisión durante esta tercera oleada de la pandemia en la Isla.

Tras un profundo análisis de la situación higiénico epidemiológica actual del Municipio, el Grupo Temporal de Trabajo aprobó un grupo de acciones de inminente cumplimiento, entre las que se encuentran una búsqueda más eficaz de sintomáticos respiratorios a nivel de población, así como el ingreso institucional de los casos positivos y los contactos de primer orden.

Aunque aún no se contempla la disminución de los viajes desde y hacia el territorio pinero por las vías aérea y marítima, sí se prevé un mayor control de los protocolos sanitarios, incluyendo el distanciamiento físico a través del diseño de flujos de movimiento y señaléticas, el uso de pasos podálicos y sustancias desinfectantes. Además, toda persona que arribe al Municipio, sea extranjero o no, deberá llenar la Declaración Jurada de Salud y presentarse de forma obligatoria en su consultorio del médico de la familia en las primeras 48 horas.

Continúa el funcionamiento de las unidades gastronómicas, pero cumpliendo las medidas de bioseguridad y admitiendo el personal según la capacidad del lugar y la distancia de dos metros entre mesas, mientras el uso de las piscinas se regula a un 60 por ciento de la capacidad, manteniendo el correspondiente distanciamiento físico entre personas.

Al mismo tiempo se orienta que en lugares públicos y sin justificación alguna las personas no pueden aglomerarse.

Las orientaciones hacen especial énfasis en el incremento de la exigencia y el control por parte de los diferentes cuerpos inspectivos del uso correcto del nasobuco y el resto de las medidas higiénico sanitarias, con la aplicación de multas a los infractores.

De igual manera urge el mejor funcionamiento de la interrelación de trabajo entre las organizaciones políticas y de masa y Salud Pública, máxime en la etapa de vigilancia en el hogar, de contactos de casos positivos y viajeros.

Si bien en fases anteriores la Isla de la Juventud ha demostrado ser capaz de cortar las cadenas de contagio de la pandemia, en la actualidad el tema resulta un tanto complejo debido, en gran medida, a la baja percepción del riesgo que han asumido los ciudadanos tras el completamiento de la vacunación anticovid en cerca del 95 por ciento de la población pinera.

Por ello las autoridades locales recalcan que este es un momento crucial, la vacuna por sí sola no previene la enfermedad, y resultan imperantes la disciplina y la responsabilidad para volver a los tiempos en que el Municipio exhibía índices positivos.

Otros artículos del autor:

Isla de la Juventud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *