Alejandro, un enfermero cubano en medio del desierto

La solidaridad del Sistema de Salud cubano no tiene fronteras. Cuando se trata de salvar una vida da igual que sea en plena ciudad o en medio de la selva, en la región de las Américas o en un continente lejano.

Foto: Yesmani Vega Ávalos

El licenciado en Enfermería y especialista en situaciones de desastre Alejandro Guerra Vega es un vivo ejemplo de esta afirmación.

Aunque hace poco más de tres meses se incorporó a la Brigada Henry Reeve, sus años de experiencia en el Sium le han dotado de la templanza necesaria para hacer frente a los más complejos escenarios. Por ello salir a combatir el coronavirus en los Emiratos Árabes Unidos representó solo una batalla más contra la muerte.

A su retorno a casa sus familiares, amigos, vecinos y pueblo pinero lo esperaban como se aguarda a los héroes, con el agradecimiento en los labios y en las palmas. Quizá por eso no le fue fácil contener las lágrimas, solo lo suficiente para compartir un poco de esta vivencia.

“Trabajamos en condiciones difíciles en medio del desierto, con más de 45 grados de temperatura, en un hospital de más de 1 300 camas –uno de los nueve hospitales de campaña establecidos allí–. En la sala donde yo laboré la mayoría de los pacientes eran de La India, Filipinas y países de África. Atendí a embarazadas y niños pequeños, también hubo casos de familias enteras infectadas con la COVID-19.

“Cuando preguntaban de dónde éramos y decíamos ‘Cuba’ muchos no sabían ubicarse, pero cuando explicábamos que era cerca de Latinoamérica lo asociaban enseguida con Fidel y daban las gracias porque se sentían mejor desde que los cubanos estábamos allí”.

Para Alejandro esta no es su primera misión, ya antes había prestado servicios en Venezuela, sin embargo reconoce que esta experiencia lo marcó porque estaba luchando contra una pandemia que ha costado muchas vidas en el mundo.

“Aquí vamos a seguir haciendo nuestro mejor trabajo para, como sucedió con el dengue y otras enfermedades, controlar también el coronavirus”.

En el vuelo que lo devolvió a su tierra arribaron otros colaboradores de la salud provenientes de Venezuela, galenos que culminan con honra sus misiones luego de haber sido verdaderos guardianes de la vida.

Foto: Yesmani Vega Ávalos
Foto: Yesmani Vega Ávalos
Isla de la Juventud Salud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *