“¡Al machete!”

Foto: Archivo

“Nadie se levante, haga fuego, ni me siga, hasta que yo salte al camino y grite: “¡Al machete!”.

Así lo ordenó el mayor general Máximo Gómez Báez al puñado de hombres bajo su mando aquel cuatro de noviembre de 1868, cuando protagonizan la primera carga al machete en las luchas por la independencia de Cuba.

Los combatientes del Ejército Libertador convierten el machete en arma de combate que cunde el pánico de las huestes españolas.

Ese día ejecutan una maniobra de engaño y aniquilan, en minutos, dos compañías enemigas cerca del poblado de Baire, en el sitio conocido como Tienda del Pino.

El audaz estratega militar dominicano tiende la emboscada para inmovilizar la columna del coronel peninsular Demetrio Quirós Weyler e impedir su avance hacia Bayamo.

Los mambises sorprenden a la aterrada soldadesca peninsular que no puede organizar la defensa, ni evitar la muerte de 200 efectivos.

Aunque algunos estudiosos citan el 26 de octubre como fecha de la primera carga al machete, Gómez en su Diario de campaña ratifica que ocurre el cuatro de noviembre y se basa en el siguiente argumento.

En igual fecha, se alzan 76 patriotas camagüeyanos al encontrarse a las siete de la mañanaen el paso del río Las Clavellinas, a tres leguas de Puerto Príncipe, para secundar a los orientales en la recién iniciada Guerra de los Diez Años.

De allí, los jóvenes insurrectos parten hacia el ingenio El Cercado donde juran la bandera, crean siete pelotones y designan los jefes. El alzamiento lo organiza la Junta Revolucionaria de Camagüey.

Este representa un ejemplo de que allí se mantiene encendida la llama redentora, proclamada por Carlos Manuel de Céspedes el diez de octubre de 1868, en su ingenio La Demajagua, cuando libera a sus esclavos y hace un llamado a tomar las armas.

Esa fecha fundacional marca el comienzo del largo camino de la guerra libertaria, lleno de grandes sacrificios, sangre y destrucción hasta alcanzarse la independencia definitiva del pueblo cubano el Primero de Enero de 1959.

Historia Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *