Al calor de un buen libro

Foto: Yesmani Vega Ávalos

No importa el lugar, puede ser la playa, la terraza, el cuarto, un parque… la etapa vacacional, esa en la que descansamos de los estudios o el trabajo, siempre será para muchos el momento ideal para reencontrarse con un buen libro.

Por esa razón y con el único propósito de fomentar en la población el interés por la recreación sana y culta, la Administración Central de Estado, el sistema editorial, instituciones culturales, la industria poligráfica nacional y otras entidades realizan ingentes esfuerzo para que este sea también tiempo de dotarnos de conocimientos.

Foto: Yesmani Vega Ávalos

Así llegó años atrás La noche de los libros y luego las Lecturas de verano, como espacios que van más allá de la venta de títulos y presentaciones literarias; es cada año, jolgorio de las artes para beneplácito de pequeños y grandes.

En medio de un bloqueo recrudecido y un COVID-19 causante de daños para la salud humana y a la economía de la nación, este viernes volvieron las Lecturas… con sobrado protagonismo de las editoriales locales El Abra y Áncoras, antesala de un verano diferente regido por las medidas de higiene y distanciamiento sociales.

Es cierto que vivimos en la era digital, también que debería leerse más con la oportunidad dada por los libros electrónicos, pero en buena parte de la sociedad no sucede así, sobre todo en los jóvenes, de ahí la intensa labor de promoción e iniciativas por avivar el interés por la lectura.

Si es usted amigo del lector de aquellos que gusta de leer no me negará que ha sido presa del placer de ese acto, pues al sumergirnos en las páginas nos trasladamos a otras épocas, conocemos personajes y nos hacemos partícipes de las más bellas historias de amor, trifulcas, batallas, reímos, lloramos… No existen los límites para el libro que además, nos enriquece como personas al dotarnos de un mejor vocabulario, cultura, educación y ampliar  nuestros horizontes geográficos y mentales.

Los cubanos somos privilegiados, tenemos anualmente una Feria del Libro, el mayor suceso editorial de Cuba, pero durante todo el año se mantienen activos espacios y programas donde la letra impresa constituye el plato fuerte. Vivamos las vacaciones al calor de los títulos preferidos y de otros por qué no.

Hoy se inaugura de forma oficial el Verano 2020 hagamos de lectura nuestra cómplice, créame que no existe mejor momento para ello pues debemos continuar alertas y pendientes de una pandemia que insiste en no dejarnos.

Foto: Yesmani Vega Ávalos

 

COVID-19 Isla de la Juventud Cultura Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez Ponce de León
Yojamna Sánchez Ponce de León

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *