Ahorrar hoy para tener mañana

Por mucho que el hombre intente dominarla, la naturaleza ha demostrado tener vida propia. En momentos en los que algunos rezan por diluvios que obliguen –de una vez y por todas– a que las personas se queden en sus casas y prevengan la propagación de la pandemia, en esta Isla obtenemos una situación de sequía.

Ello, aparejado a la rotura de algunos pozos, da al traste con una mayor racionalización del vital líquido.

De acuerdo con el delegado del sector hidráulico aquí, Yaisel Cobarrubias Bravo, el área más afectada es la de La Guanábana, donde se encuentran los pozos G-57 y G-59 que tributan a Nueva Gerona y han presentado problemas serios con la consecuente afectación del abastecimiento a zonas altas como Micro 70, Reparto Industrial y algunas áreas de Pueblo Nuevo y Abel Santamaría.

Claro, ante este contexto se trabaja en la búsqueda de alternativas –sobre todo porque por estas vías se aplica el grueso de la cloración del agua de Gerona–; el caso de La Fe y La Demajagua tampoco resulta del todo halagüeño. En el segundo principal poblado de aquí, aunque los acuíferos continúan en estado favorable, existen dificultades con el equipo de bombeo, por lo cual se trata de abastecer desde pozos alternativos a algunos clientes y a otros mediante el servicio de pipas.

En La Demajagua, donde la afectación con el suministro de agua lleva alrededor de ocho meses –según explicó el especialista–, se aplica la alternativa de la perforación de un nuevo pozo, tarea en la que están inmersos desde finales del 2019 y se realizan ciclos de abasto cada diez días.

Estas problemáticas han derivado en la adecuación del proceso de abasto, pues aunque no estamos en situación crítica, el ahorro continúa siendo prioridad.

“A partir del lunes 25, en pos de suministrar agua a la capital pinera –donde se realizaba en días alternos– se prolongaron los ciclos a cada tres días de la siguiente forma: el sector número uno, Micro 70 y Reparto Industrial; luego el dos, Abel Santamaría, el reparto Nazareno, Saigón y las calles 13 y 15 de Sierra Caballos –que anteriormente recibían el servicio diario–; y el sector tres será Pueblo Nuevo.

“En el caso de 26 de Julio, desconectado del sistema del Abra, se evalúa si se mantiene el servicio diario o si pasa a días alternos”, explicó Yodalis Santiesteban Cuba, directora de la Empresa HidroIsla.

Isla de la Juventud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *