Ahmadinejad defiende el derechos legítimo de Irán a desarrollar la energía nuclear pacífica

Mahmoud Ahmadinejad. Foto ArchivoGobierno, dirigentes políticos y religiosos y medios noticiosos cerraron fila hoy junto al presidente Mahmoud Ahmadinejad en defensa de los derechos legítimos de Irán a desarrollar la energía nuclear pacífica frente al doble rasero de Occidente.

 

Mahmoud Ahmadinejad. Foto ArchivoGobierno, dirigentes políticos y religiosos y medios noticiosos cerraron fila hoy junto al presidente Mahmoud Ahmadinejad en defensa de los derechos legítimos de Irán a desarrollar la energía nuclear pacífica frente al doble rasero de Occidente.

Una amplia repercusión tuvo la entrevista de Ahmadinejad al canal televisivo France 24, fragmentos de la cual difundieron este jueves la cadena satelital Press TV y las principales agencias informativas, en la cual subrayó que la nación persa continuará con su programa atómico.

El enriquecimiento de uranio al 20 por ciento “es nuestro derecho” y “no constituye un paso hacia la bomba atómica”, remarcó el presidente al apuntar que esa actividad “es uno de nuestros derechos contemplados en el derecho internacional”.

Ahmadinejad recordó que “ha habido mentiras sobre nuestro programa” y explicó que los jefes del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) deben hacer que las potencias mundiales “nos provean del uranio enriquecido al 20 por ciento que necesitamos, pero no lo hacen”.

Debido a esa situación “decidimos avanzar por nuestra cuenta”, prosiguió el jefe de Estado, cuyas declaraciones en idioma farsi sobre ese tema fueron traducidas de modo diferente al inglés por France 24.

No obstante, reiteró que Irán estaría abierto a detener el enriquecimiento de uranio al 20 por ciento, si Occidente ofrece concesiones significativas.

“Si otros no desean que nos beneficiemos plenamente de este derecho, necesitan explicarnos porqué, y también tienen que decir qué están contemplando dar a cambio al pueblo iraní”, refirió al repudiar, por otro lado, las sanciones unilaterales y de la ONU contra el país.

Los medios iraníes resaltaron también la buena disposición de Teherán en las conversaciones con el G5+1 (los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania) para avanzar en el contencioso atómico, y negaron que esta nación persiga fines militares.

La República Islámica enriquece uranio a un 3,5 por ciento para su planta atómica de Bushehr, en el sur, y sostiene que necesita mejorar ese combustible al 20 por ciento para crear isótopos médicos contra el cáncer en su reactor de investigaciones de Teherán.

Ahmadinejad indicó que a Irán le gustaría que se solucionara la disputa con el G5+1, pero “no esperamos ver un milagro” en Moscú, sede de la próxima ronda de negociaciones el 18 y 19 de junio.

“Tenemos propuestas sólidas que serán presentadas en el momento justo. Irán merece un cambio en el comportamiento (de Occidente), pues el lenguaje usado contra nosotros no es el correcto”, indicó a la vez que aclaró no temer a un ataque de Israel, ni sucumbirá a sus amenazas.

 


Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}