¡Ah!, el arte y su poder sanador

Tomada de internet

Comprobado está el poder sanador del arte. Estudios científicos demuestran que la música, las artes plásticas y el resto de las manifestaciones dotan de paz al alma, reconfortan el corazón y avivan la esperanza cuando anda moribunda por los golpes de la vida.

Hoy volvemos a tener la certeza de que, en todos los tiempos, es bálsamo para el espíritu. Por estos días en los cuales el nuevo coronavirus crea pánico y arrebata la vida a miles de personas, convertido en melodías acude –gracias a las redes sociales en Internet– a darnos tranquilidad y servirnos como fuente de entretenimiento.

Los ejemplos son conmovedores, una cubana alivia desde el balcón a sus vecinos en Italia interpretando Cecilia Valdés, Buena Fe en Facebook nos obsequia un excelente concierto, fortalecen los videos caseros como el de los niños repentistas mostrado en Mediodía en TV…

David Blanco, Martha Campo, Eduardo Sosa, Chucho Valdés y otros creadores menos conocidos de diferentes provincias hacen lo que mejor saben hacer para alegrarnos y acompañan sus canciones de mensajes alentadores y nos convocan a cuidarnos y no salir de casa.

Y es que solidarios y dados a los demás como somos los cubanos era de esperar el verlos sumados a la iniciativa global. Algunos de nuestros artistas han establecido alianzas con la plataforma digital Tunturuntun, la cual promueve los conciertos en línea, mientras otros se las ingenian para, desde diversas maneras, contribuir a la hermosa idea.

Bueno es, además, que el Ministerio de Cultura y los institutos cubanos de la Música y de Radio y Televisión busquen la forma de que la televisión los incorpore en su programación y desde la tranquilidad del hogar sean más quienes puedan disfrutar de estas iniciativas salidas de Facebook Live e Instagram Live.

Si ha visto usted alguno, amigo lector, o ha escuchado de las presentaciones venideras, no podrá negarme que hay para escoger  desde repertorios actuales, de antaño, para bailar, románticos… Todavía no se concreta ninguna acción significativa desde la Isla de la Juventud, mas el proyecto República Poética puede que nos sorprenda con un recital de poesía. De cualquier manera el aplauso que hoy damos a los galenos de todo el mundo por hacerle frente a la muerte igual es válido para los artistas, quienes desde cualquier parte del planeta y con el arte redentor como estandarte, devuelven la esperanza e inspiran la vida

Cultura Isla de la Juventud Opinión
Yojamna Sánchez Ponce de León
Yojamna Sánchez Ponce de León

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *