Agostos y paradojas en telecomunicaciones

telefonia-1El territorio pinero recuerda este agosto el aniversario 90 de la introducción de la telefonía, un acontecimiento que comenzó y prosiguió lleno de contradicciones y paradojas hasta 1959, cuando las telecomunicaciones abrieron un mundo diferente y soberano para los cubanos.

 

telefonia-3

Fotos: Archivo y del autor

El territorio pinero recuerda este agosto el aniversario 90 de la introducción de la telefonía, un acontecimiento que comenzó y prosiguió lleno de contradicciones y paradojas hasta 1959, cuando las telecomunicaciones abrieron un mundo diferente y soberano para los cubanos.

Una compañía yanqui se aventuró en la empresa como parte de los diversos negocios amasados aquí en sus afanes anexionistas sobre Isla de Pinos.

Así, a unos 50 años del nacimiento de la telefonía, sin dudas la mayor contribución al mundo de las comunicaciones, y a 40 de inaugurado el primer servicio telefónico en La Habana, la firma The Farmers And Grower Cooperative Telephone of Isle of Pines, recibió el 15 de agosto de 1922 autorización para explotar una red de teléfonos en la segunda ínsula cubana.

Pocos días después, el 31 del mismo mes de ese año, quedaron instaladas las primeras líneas de comunicación telefónica entre Nueva Gerona, Santa Fe y Santa Bárbara (hoy La Demajagua).

La oficina principal con la única pizarra se ubicó en la calle Martí, en Nueva Gerona, entre las vías nombradas entonces Benito Ortiz y Bruno Hernández, al lado del local que hoy ocupa la farmacia. En el poblado de Santa Fe estaba ubicada en la tienda perteneciente al norteamericano Gruper y en Santa Bárbara en el establecimiento de víveres, del ciudadano de la misma nacionalidad B.L Hill.

Pero el primero en contar con ese servicio no fue ningún pinero, sino el extranjero Jack Lefnig Well. Las familias estadounidenses, que monopolizaban ya las mejores tierras, comercios y demás establecimientos aquí, también concentraron la mayor parte de aparatos y beneficios de esa tecnología, muy cara y limitada por entonces para los nacionales.

NUEVA GERONA INCOMUNICADA

telefonia-1El breve recuento basta para desempolvar no pocas contradicciones, sobre todo que la tecnología por sí sola no basta para ponerse al servicio del pueblo, como supone cualquier creación tecnológica. Si esta no está despojada de la deshumanizada privatización capitalista, termina convirtiendo en herramienta de explotación al más noble adelanto de la ciencia.

Paradójicamente 11 años después Nueva Gerona era la única población de Cuba que aún no tenía comunicación con el resto del país, según denunciaba la prensa de la época. A inicios de la década de 1940 contaba con una pizarra de una posición con 100 números y de ella salían dos líneas: a Santa Fe y Santa Bárbara, en un servicio controlado por otra compañía yanqui, la Cuban Telephone Co., que en 1955 apenas amplió las líneas a 150.

Medio siglo después de la primera transmisión inalámbrica en EEUU y a 36 años del nacimiento de la radio en Cuba, se fundó la primera planta radial aquí: “La Voz de Isla de Pinos”, propiedad del latifundista batistiano Francisco Cajigas, pero al triunfar la Revolución pasa a manos del pueblo hasta transformarse en la emisora Radio Caribe, que trasmite actualmente las 24 horas del día y extiende la digitalización a todo su proceso.

LARGA DISTANCIA QUE ACERCA

telefonia-5

Otro agosto, pero el día 29 del año 1959, apenas meses después del triunfo, que heredaba unas decenas de teléfonos en uso, quedó establecido un nuevo canal de comunicación telefónica con La Habana, para garantizar durante las 24 horas del día el servicio de larga distancia entre la capital del país y Nueva Gerona, imprescindible por la doble insularidad local.

Pero no fue hasta después del proceso de nacionalización de las  comunicaciones en estos primeros años, que llegaron sustanciales y ascendentes mejoras al servicio por entero de todo el pueblo.

Estos avances fueron en las conexiones internas y con La Habana y el resto del país, al quedar instalada el 18 de abril de 1968, una nueva planta telefónica que amplió varias veces las posibilidades de llamadas de Larga Distancia por el 00 e incrementaron los equipos de teléfonos a 400.

Momento importante vinculado a la transmisión televisiva en la Isla representó 1971, cuando la juventud pinera culminó como tarea de choque llena de heroísmo y en tiempo record, una antena reproductora de la señal de televisión en una de las alturas de la geografía local (Sierra Caballos) que daba posibilidad a sus habitantes de captar en los telerreceptores en sus hogares las señales de televisión de los dos canales nacionales existentes entonces.

DIGITALIZACIÓN, FIBRA ÓPTICA Y RETOS

telefonia-4

En 1974 llegó la automatización con la inauguración de una central telefónica dotada de un sistema de este tipo que comunicaba directamente con la red de La Habana Metropolitana y se establecieron cinco plantas similares en los principales poblados de la región, cuyo número de aparatos aumentó a 1 300.

Una nueva planta quedó emplazada en los años 80 que permitió incrementar las líneas a 3 360 y ampliar la densidad a 6,6 aparatos por cada cien habitantes, apoyada en una nueva central con capacidad para 600 líneas en La Fe, instalada en 1987.

Este mismo año y como resultado del creciente desarrollo de las telecomunicaciones al alcance del pueblo, se funda el telecentro Isla Visión, el 13 de agosto como homenaje al cumpleaños de Fidel, su principal inspirador con la idea de mostrar el acontecer del municipio especial y de la educación internacionalista que entonces tenía su mayor esplendor. Forman parte cotidiana de la vida de los pineros su variada programación y un colectivo inmerso en la transformación tecnológica para extender la digitalización a todo el proceso y convertirse entre los primeros del país en lograrlo.

Fue en pleno período especial y como exponente de la prioridad dada al territorio pinero, teniendo en cuenta su condición insular, las telecomunicaciones experimentaron un salto sin precedente en 1999, cuando fue puesta en servicios la Central Digital de Teléfono, donada por una firma china, con capacidad para 10 000 líneas, con soporte y red de la novedosa fibra óptica, conformando un anillo territorial soterrado y un cable submarino que enlaza con el resto de la nación, en infraestructura que da mayor vitalidad a las comunicaciones, en línea permanente con el mundo.

telefonia-2

Así continuaron creciendo y mejorando los servicios telefónicos en los sectores residencial y estatal, hasta elevarse con trece teléfonos por cada cien habitantes y seis por cada mil personas en telefonía pública, así como la cobertura de aparatos móviles, la transmisión de datos y el acceso a Internet con privilegio al beneficio social y activa presencia no solo de los referidos medios locales, sino también del periódico Victoria y demás instituciones.

La telefonía fija alternativa llegó hasta apartados parajes de la geografía pinera y más recientemente, en el apartado Cocodrilo se montó una central telefónica digital que favoreció a la casi totalidad de los más de sus 300 pobladores.

Pero si grandes han sido los esfuerzos y logros de los colectivos vinculados a las telecomunicaciones –encabezados por ETECSA– para enfrentar los retos de las nuevas tecnologías, mayores son los desafíos vencidos para resarcir los daños de fieros huracanes como el Gustav y las millonarias pérdidas del bloqueo de EE.UU., así como disminuir riesgos de todo tipo.

 

 


Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}