Adiós al sueño olímpico del baloncesto femenino cubano

Con un equipo renovado y mayormente inexperto, este año Cuba ni siquiera pudo emular su resultado de 2015, cuando accedió al preolímpico mundial. Foto: FIBA.

Aunque desde el inicio parecía una meta inalcanzable, la escuadra femenina cubana de baloncesto cayó por cerrado marcador de 81-83 ante Puerto Rico en uno de los torneos preolímpicos de América y vio diluirse su última opción de mantenerse con vida en el proceso de clasificación hacia Tokio 2020.

Como mismo le ocurrió durante todo el torneo, en el partido ante las boricuas el equipo cubano mostró un comportamiento inestable en cada parcial y en definitiva solo pudieron salir mejor en la segunda manga, cuando dominaron con pizarra de 21-16. En la primera y tercera cayeron 18-23 y 17-19, mientras que la última terminó con abrazo a 25 unidades.

De hecho, ambos equipos llegaron igualados a 78 puntos cuando solo faltaba 1:22 por jugar, pero en un final más estratégico que técnico la puertorriqueñas tomaron una ventaja decisiva. Cuba tuvo la oportunidad de empatar en los últimos segundos, pero en otra muestra de sangre fría sobre la cancha sus rivales optaron por darle una falta al quinteto criollo y así evitar un lanzamiento de tres puntos.

Las mejores anotadoras del encuentro fueron las cubanas Anisley Galindo y Suchitel Ávila, ambas con 23 cartones, seguidas por la también criolla Yamara Amargo con 21. Por Puerto Rico la líder fue Pamela Rosado con 17 tantos.

Aunque no lo pareciera, en esos números radica una de las deficiencias de las nuestras: centrar nuestro ataque solo en jugadores claves. Asimismo, los errores tácticos y una defensa que por momentos dejó demasiadas brechas abiertas dio al traste con un resultado que extenderá al menos a 24 los años sin que un equipo femenino cubano de baloncesto participe en una cita bajo los cinco aros.

De acuerdo a las estadísticas divulgadas por el sitio oficial del torneo, por Cuba la más destacada a la ofensiva en este torneo fue Anisley Galindo, con un promedio de 20 anotaciones por partido. Por su parte, Lisdeivis Martínez tuvo una media de cuatro asistencias por encuentro y fue la mejor del equipo. Suchitel Ávila y Yamarga Amargo resultaron las otras bujías de la selección, tanto en puntos como en rebotes y asistencias.

Lisdeivis Martínez fue una de las que mostró buen rendimiento en Edmonton. Foto: FIBA

Con este triunfo la puertorriqueñas aseguraron terminar por detrás de Canadá en este torneo, efectuado en la norteña ciudad de Edmonton y que concedía dos de las tres plazas de América al torneo preolímpico mundial que entre el 6 y el 9 de febrero próximos tendrá sedes distribuidas en China, Bélgica, Francia y Serbia.

En el otro torneo continental los primeros puestos se lo llevaron Estados Unidos y Brasil, aunque ya las norteamericanas tienen su cupo asegurado a la capital nipona.

Antes de esta derrota, las cubanas abrieron el torneo con desliz frente a las locales (52-110), para luego conseguir su única victoria ante una República Dominicana (68-70) que le sacó los colores a nuestra renovada selección nacional.

Este fue el tercer descalabro consecutivo de Cuba ante Puerto Rico, un conjunto al que las antillanas no vencen desde agosto de 2015, cuando al menos las nuestras consiguieron acceder al torneo universal de clasificación olímpica. Ahora, este resultado se une al pobre rendimiento del conjunto criollo en el torneo FIBA América del 2017, la pérdida de la hegemonía en los Juegos Centroamericanos y del Caribe y en el Centrobásket de este año, así como a la increíble ausencia de las caribeñas del torneo panamericano de Lima.

Cada uno de esos rendimientos significa una alerta para uno de los deportes con más historia en la Isla. De hecho, desde el torneo de clasificación olímpica de 2016 el equipo cubano apenas tiene 16 partidos en competencias oficiales, con balance de nueve éxitos y siete descalabros.

Yamara Amargo regresó a la selección nacional y recuperó su liderazgo dentro del equipo. Foto: FIBA

Deporte
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *