Adaptan estrategia de educación a las condiciones impuestas por la COVID-19

Adaptan estrategia de educación a las condiciones impuestas por la COVID-19

La Habana, 24 may (ACN) El ajuste de la estrategia educativa ante la pandemia de la COVID-19 en Cuba ha sido posible gracias a los antecedentes del Sistema Nacional de Educación, y el trabajo en su tercer perfeccionamiento, explicó hoy Silvia María Navarro Quintero, directora del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas.

Al comparecer en el programa informativo Mesa Redonda, señaló que desde el 2010 empezó el estudio teórico del currículo educacional para hacerlo más actual, lo cual implicó una investigación en 152 instituciones educacionales de todos los niveles y provincias del país.

Se buscaba probar una concepción curricular que abordara una manera de funcionar y de concebir la escuela apoyada en los diversos factores comunitarios, acotó la Doctora en Ciencias Pedagógicas.

Añadió que el estudio evidenció mejoras en los procesos educativos y en las condiciones para su implementación; además, permitió profundizar en puntos críticos, la evaluación de objetivos generales, y fue sometido a consultas internas y externas de docentes, académicos y otros especialistas.

Lea más: COVID-19 en Cuba: mil 155 nuevos casos y trece fallecidos

La pedagoga consideró que el Tercer Perfeccionamiento resultó muy oportuno en medio de este complejo escenario, pues posibilitó adecuar la dinámica de enseñanza a las circunstancias en las cuales se desarrolla, así como la capacitación de los involucrados.

Estamos pensando en actuaciones curriculares que permitan direccionar las principales necesidades y potencialidades en el contexto de la escuela, con una acertada guía del trabajo metodológico y el acompañamiento de la familia, subrayó en presencia de Ena Elsa Velázquez, ministra de Educación.

Navarro Quintero argumentó que las transformaciones están acordes con la Constitución de la República, cuando prioriza el derecho de todos al acceso a la educación sin distinciones, a pesar del contexto.

En correspondencia, continuó, se implementaron otras maneras y vías de presentación de los contenidos, teniendo en cuenta también las condiciones sociales, las características y manifestaciones psicológicas surgidas durante la pandemia.

La experta comentó que las adaptaciones curriculares respondieron a interrogantes claves para el aprendizaje, y se eliminaron contenidos repetidos u obsoletos, e incorporaron otros necesarios, una modificación factible por la estructura del Sistema Nacional de Educación con niveles, ciclos, grados, disciplinas y asignaturas, y objetivos determinados en cada etapa.

Para su aplicación precisó que se crearon textos distribuidos en las escuelas, en los cuales se definen el fin y los objetivos de cada grado y nivel, la adaptación por asignaturas, las formas de evaluación, los aspectos a eliminar, mantener o incluir, y las cuestiones organizativas en los centros y las actividades para viabilizar los cambios.

Agregó que se elaboró un manual en el cual se ilustran esos procederes, y tres libros para explicar los fundamentos de las adaptaciones curriculares, con resultados de cortes como parte del Tercer Perfeccionamiento, y alusiones al valor del trabajo integrado con la familia.

Navarro Quintero se refirió a que la estrategia se ha acompañado de espacios dirigidos a los familiares, programas televisivos, grupos en redes sociales, multimedias interactivas, y varias formas de ayuda y asesoramiento con acciones del Ministerio de Educación, y sirve también de experiencia para escenarios futuros.

COVID-19 Cuba Cuba Educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *