Ácido fólico y la genética

Conversacion-m“Diversos estudios demuestran que el tomar acido fólico aumenta las probabilidades de tener un bebé saludable”, explica la licenciada en Enfermería y Master en Asesoramiento Genético Oneyi Hierrezuelo Tamayo.

 

Conversacion-m

Foto: Arturo Enamorado López

 

“Diversos estudios demuestran que el tomar acido fólico aumenta las probabilidades de tener un bebé saludable”, explica la licenciada en Enfermería y Master en Asesoramiento Genético Oneyi Hierrezuelo Tamayo.

 

La también jefa del Servicio Municipal de Genética en Isla de la Juventud

 

–ubicado en las instalaciones del Centro de Higiene, Epidemiología y Microbiología– amplía que su consumo contribuye a la prevención de defectos congénitos y de otros problemas relacionados con la salud del ser humano.

 

¿Qué es el ácido fólico?

 

“El ácido fólico, folacina o ácido pteroil-L-glutámico es una vitamina hidrosoluble necesaria para la formación de proteínas estructurales y hemoglobina –y por ello, transitivamente, de los glóbulos rojos.

 

“Su insuficiencia en los humanos es muy rara. Es una vitamina del complejo B (en específico la vitamina B9 o la vitamina M) que se halla en algunos alimentos enriquecidos y en forma sintética (tabletas), más fácil de asimilar”.

 

¿Por qué la mujer en edad fértil requiere de ese medicamento?

 

“Porque la ayuda a conservar la salud de la sangre y evita la aparición de la anemia. Cuando le falta al organismo diminuye el trasporte de oxígeno a todo el cuerpo.

 

“El acido fólico interviene en la síntesis de ADN, por lo que su déficit ocasiona mal crecimiento y formación de órganos y tejidos, propiciando defectos congénitos en el bebé.

 

“Aconsejamos a quienes tienen planificado quedar en estado de gravidez que ingieran una dosis total diaria de 1 miligramo (mg) de ácido fólico de tres a seis meses antes de la gestación y en aquellas que han tenido previamente un embarazo afectado por defectos del tubo neural, se les recomienda una dosis de 5 mg para reducir el riesgo de recurrencia, lo cual corresponde a la etapa  preconcepcional”.

 

¿Qué enfermedades previene?

 

“Consumir suficiente acido fólico antes y durante la gestación puede evitar ciertos defectos en la columna vertebral y el cerebro del bebé, tales como: la espina bífida: es un problema de la columna vertebral y los nervios que controlan los movimientos de las piernas y otros órganos no funcionan. Previene las cardiopatías congénitas, el Labio leporino, las malformaciones del tractus urinario y de las extremidades yla anencefalia: ocurre cuando no se desarrolla gran parte del cerebro o nada de este”.

 

¿Cómo consumirlo?

 

“La manera más fácil es mediante las tabletas indicadas por el médico, son seguras y contienen las cantidades que su organismo exige, aunque también lo podemos hallar en los frijoles, quimbombó y habichuela, en los jugos de cítricos como naranja, toronja y piña, el yogurt de soya, entre las frutas están el melón, aguacate, fruta bomba; los vegetales y hortalizas de hojas como la espinaca, lechuga, col, espárragos, acelga, maíz, papa, remolacha, cebolla y pimiento, el salvado de trigo y otros granos integrales, la carne de ave, cerdo e hígado”.

 

Alguna sugerencia.

 

“Tenga cuidado con las vitaminas de procedencia dudosa, a veces no presentan las cantidades que dicen tener en la etiqueta. Ante la duda consulte al facultativo”.

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

 {loadposition tabfinal}