Abrir caminos en medio del fango

agricultura-cienaga-isla-1No siempre las condiciones para lograr resultados están al alcance de la mano, en ello tiene mucho que ver el empeño de los hombres y mujeres para sortear dificultades y enrumbar su labor a partir de las iniciativas creadoras, la entrega sin límites en la búsqueda del objetivo propuesto y una gran dosis de amor en bien de la sociedad de la cual forma parte.

No siempre las condiciones para lograr resultados están al alcance de la mano, en ello tiene mucho que ver el empeño de los hombres y mujeres para sortear dificultades y enrumbar su labor a partir de las iniciativas creadoras, la entrega sin límites en la búsqueda del objetivo propuesto y una gran dosis de amor en bien de la sociedad de la cual forma parte.

Así, de un tirón, se dicen estas cosas, pero vale intercambiar con colectivos que en medio del fango hacen producir la tierra y reproducir animales que beneficiarán e enriquecerán la alimentación del pueblo, tan deprimida en lo referente a las producciones agropecuarias en los últimos tiempos.

 

agricultura-cienaga-isla-1

Alcides atesora grandes ideas sin dejar de trabajar

Fotos: Arturo Enamorado López

LOS MIGLIORIS

 

Por esos lares anda un joven de voluntad de hierro e ideas prometedoras que en poco tiempo exhibe logros que le han valido a su finca Los Miglioris la condición de Referencia Nacional por la máxima dirección de la Agricultura Urbana y Suburbana.

 

A él se le ve lo mismo en medio de un rebaño de chivos que con la yunta de bueyes arando un conuco que crece cada día para convertirse en una verdadera finca agropecuaria.

 

Alcides González Migliori en poco tiempo ha transformado un área infestada de marabú en lugar de referido conocimiento para producir en condiciones adversas.

 

“En poco tiempo he demostrado que se puede hacer mucho cuando sobran los deseos de convertir bosques en parcelas. ¡Fíjese que solo en lo que va de año hemos producido unos 600 kilogramos de carne!”, dice orgulloso.

 

Los trabajos se iniciaron hace tres años y tres también son los trabajadores que lo acompañan en estos trajines. Este joven emprendedor no deja de señalar el apoyo recibido por la Agricultura Urbana y Suburbana en el Municipio que lo ha dotado de sistemas de riego, turbina y algunos productos para enfrentar plagas y otras enfermedades.

 

agricultura-cienaga-isla-2

En Los Miglioris el ganado ovino-caprino muestra una salud envidiable

 

Podría decirse que Alcides es un soñador, de los del bando de los apurados; sin embargo, no es tan así.

 

“Mire he hecho varias propuestas, para mí de gran importancia, y todavía no tengo una respuesta. ¿Usted se imagina lo que es tener en el territorio un centro multiplicador ovino-caprino en aras del mejoramiento genético?”.

 

Casi no me deja preguntar, el entusiasmo lo embriaga: “Sabe lo que eso significa, mejoramiento de las razas, calidad en las producciones de carne y leche, en fin, una cuestión que nos independizaría del país, con animales de acuerdo a las características del Municipio y los productores tendrían seguros sus reemplazos”.

 

En Los Miglioris cada día hay algo nuevo, no solo existe la cría de chivos, también florecen los cultivos varios, se fomenta la masa de ganado vacuno y comienzan con muchas dificultades la crianza de cerdos, sobre esta última labor comenta: “Aquí hemos tropezado con una dificultad esencial, la situación con el pienso que al parecer perjudica a grandes y pequeños productores y no se avizora mejoría alguna”.

 

Me voy de esta finca de grandes perspectivas sorteando por el camino cenagoso, no sin antes darle mi palabra de investigar sobre esa irregularidad que ya me la han planteado diversos porcinicultores y con la convicción de que las ideas de Alcides serán escuchadas.

agricultura-cienaga-isla-3

Serafín y Darío auguran buenas cosechas en esta etapa

LA FUENTE LUMINOSA

Hace algún tiempo este lugar inspiraba terror, sobre todo para los reclusos del mal llamado Presidio Modelo. La Fuente Luminosa es ahora un productivo organopónico que se dedica también a otros cultivos más allá de las hortalizas y vegetales.

 

Esta finca de una y media caballería bien pudiera llamarse de los Suárez, pues Serafín, padre y los hijos, David y Darío, llevan aquí las riendas.

 

“Este tiempo ha sido nefasto debido a las lluvias y encontrarnos en medio de la ciénaga, ¡imagínese!”, señala Serafín, quien a pesar de los contratiempos augura una buena cosecha.

 

También es de ese criterio Darío que ahora está al frente de los trabajos que involucran a otros 15 trabajadores, a quienes vimos en su inmensa mayoría enfrascados en reparar el camino, bordeado a ambos lados por las aguas de la ciénaga y única vía para sacar las producciones, no solo las de ellos sino las del resto de las fincas de ese entorno, una muestra solidaria que todos agradecen.

 

“Ahora –señala– no podemos perder un minuto y como ves, estamos inmersos en los semilleros para aprovechar la temporada óptima de las siembras”, refiere Darío, joven que ha seguido los caminos de su padre y adquirió esta área hace aproximadamente 15 años, también infestada de marabú.

 

“Ya tenemos los de tomate, ají, acelga y lechuga, sin dejar de preparar aquella parte de atrás que plantaremos con viandas”.

 

agricultura-cienaga-isla-4

Dos años sin producir, qué cantidad de alimentos perdidos

DOS AÑOS IMPRODUCTIVO

 

Durante el recorrido llamó nuestra atención, un área de semiprotegido, totalmente abandonada. Al respecto Serafín, interviene: “Desde hace dos años la estamos construyendo y no ha funcionado por falta de la instalación eléctrica, una turbina y las guarderas. Ello es responsabilidad de la Granja Urbana. Por este retraso tenemos estancada una inversión que supera los 15 000 pesos”.

 

No obstante las dificultades y la falta de atención en algunos asuntos, los productores de estas dos fincas no les temen al fango ni a los impedimentos que puedan surgir en el camino, para ellos solo hay una máxima, producir con calidad, buscar alternativas para el mejoramiento de las especies que crían o cultivan y satisfacer en la medida de sus posibilidades la demanda alimentaria que requiere la población pinera.

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}