Abrazados a Martí y Fidel en parques pineros

Foto: Yesmani Vega Ávalos

En diversas plazas de Nueva Gerona los niños y jóvenes celebran el Grito de Baire el 24 de febrero de 1895

 

Estudiantes de diferentes niveles de enseñanza de la Isla de la Juventud protagonizaron un singular encuentro martiano por el aniversario 125 del reinicio de la lucha en favor de la Independencia de la Patria bajo la guía de José Martí, ya con la unidad fraguada por el Partido Revolucionario Cubano que fundara para tales fines.

Organizado por especialistas del Museo y Monumento Nacional Finca El Abra, los participantes se agruparon en diversas plazas públicas de Nueva Gerona y abordaron temáticas relacionadas con el accionar y el pensamiento revolucionario y antimperialista del Héroe Nacional.

En el parque 15 de Mayo, en Paseo Martí y calle 20, se trató la influencia de Martí en el pensamiento político de Fidel Castro; en el de Los Hexágonos, en el mismo bulevar y 28, la vigencia de sus ideas, mientras que en el Lacret, específicamente frente a la escuela elemental de arte Leonardo Luberta, Martí organizador de la guerra necesaria, como el mismo la llamara, que daba continuidad a la emprendida por Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria, el 10 de octubre de 1868.

El encuentro, a decir de Jorge Saborí, museólogo de El Abra, tiene como propósito: “Profundizar en la conciencia martiana de las nuevas generaciones”.

Al hablar de José Martí como organizador principal de la epopeya, el profesor Ediltrudis Santos Barceló rememoró la guerra de 1868.

“Martí analizó muy bien por qué después de diez años de lucha y de tantas grandes batallas y victorias de las armas mambisas terminó sin lograr sus objetivos. Él dijo: ‘El español no nos arrebató la espada, la espada la dejamos caer ‘ y por qué se dejó caer por la falta de unidad de los cubanos en aquella etapa los llevó al fracaso”.

Foto: Yesmani Vega Ávalos

El historiador Roberto Únger, por su parte, frente al auditorio conformado por alumnos de secundaria básica hizo presente al más universal de los cubanos.

“En este lugar donde ahora mismo ustedes están sentados los pineros de hace muchos años le levantaron un monumento a las madres y no se ubicó aquí por gusto, sino como tributo y homenaje a la presencia de Martí en este espacio”.

También hizo referencia a la coincidencia histórica de la fecha del 13 de octubre.

“Quiso la casualidad que Martí arribara a la Isla un 13 de octubre del 1870 y que el grupo principal de jóvenes que asaltaron los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes en el oriente del país, enarbolando el pensamiento, el ejemplo e ideario de José Martí arribaran también a Isla de Pinos en calidad de presos políticos ese día, pero 1953.

“A pesar de la lejanía, porque somos una isla separada físicamente del resto de la nación, la historia se las ha agenciado para recordarnos una y otra vez que si bien somos un archipiélago en el orden geográfico, somos un solo país en relación a nuestra cultura, aspiración como territorio independiente y en eso no es que Martí nos haya ayudado sino es que la obra de Martí ha contribuido a afincar eso, a que todos los cubanos nos unamos para defender ese concepto”.

Profesores de historia, miembros de la Sociedad Cultural José Martí y de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba intercambiaron y debatieron durante buena parte de la mañana con los niños, adolescentes y jóvenes acerca de la figura del Apóstol de los ideales patrios, humanistas y solidarios.

Foto: Yesmani Vega Ávalos

 

Educación Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez Ponce de León
Yojamna Sánchez Ponce de León

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *