A veces es mejor ganar en silencio, asegura Capitán Benítez

 Carlos Benítez.

Sancti Spíritus, 28 mar (ACN) No salimos como favoritos para nadie, pero a veces es mejor ganar un campeonato en silencio, porque te quitas la presión y las exigencias cuando se asegura tu triunfo por adelantado, comentó en exclusiva con la ACN Carlos Benítez, capitán de los Alazanes granmenses.

En una ardua sesión de entrenamiento, el experimentado intermedista granmense, integrante en varias ocasiones del equipo Cuba, aludía así al esperado duelo de su conjunto contra el monarca exponente Matanzas, que se iniciará hoy bajo el sistema de burbuja en el estadio espirituano José Antonio Huelga.

Cuando se gana sin grandes estrellas en un colectivo al que todos le atribuyen el segundo puesto en una final, luego hay que reconocerle que entregaron lo mejor de sí en cada partido porque fueron con mucha concentración y disposición para enfrentar el reto, comentó Benítez, un real destripador de pelotas en fases de postemporadas.

El camarero granmense reconoce que Matanzas tiene muy buen grupo, con jugadores que militan en ligas foráneas y han tenido un buen campeonato como son los casos de Erisbel Arruebarruena, Yadir Drake y, especialmente, Yadil Mujica, quienes pueden marcar la diferencia.

Nosotros no tenemos presión; eso será para ellos (los granmenses) porque todo el mundo los da ya como favoritos para ganar el campeonato y si pierden es una gran decepción.

Nosotros estamos acostumbrados a eso, a que nunca nos den como favoritos, lo cual sucedió en los dos años que ganamos de forma sucesiva, explicó Benítez a la ACN.

Si nosotros ganamos seríamos muy felices, pero si perdemos nos vamos con la frente en alto. Vamos a jugar y a tratar de hacerlo bien; iremos partido tras partidos, y si jugamos bien, el resultado va a llegar, comentó.

Nosotros estuvimos 16 días sin poder hacer nada, ni físico, ni técnico, por los casos de COVID-19 que se nos presentaron y fuimos al aislamiento en el campismo La Sierrita. Una vez recuperados, apenas tuvimos siete días de entrenamiento para esta final, mientras ellos, según se nos filtró, jugaron en Matanzas contra la preselección que se prepara para la Copa del Caribe, aseveró.

De retorno al estadio, nuestro equipo empezó el corto tiempo de entrenamiento con mucho cansancio y sin coordinación. Pero con el transcurso de los días, nos hemos visto mejor, estamos muy motivados y contentos de poder tener la oportunidad de discutir otra final, enfatizó el capitán granmense.

Sobre la posibilidad de ser ubicado hoy en la alineación como quinto bate para tapar al reincorporado slugger Guillermo Avilés, el camarero de los Alazanes fue concreto: yo tapé al poderoso jonronero cubano Alfredo Despaigne los dos años en que ganamos el campeonato.

Y para enfrentarse hoy al zurdo Yoanni Yera, Benítez explicó que ese es un excelente pícher, de mucha velocidad y buenos rompimientos, un gran ponchador y al cual no se le puede esperar ningún lanzamiento. Lo vital es prepararse para hacer contacto con la pelota.

La inédita final beisbolera que acogerán a partir de hoy el monarca exponente Matanzas y Granma, es inédita. Pero en la historia de las postemporadas, los Alazanes han eliminado a los Cocodrilos en dos años consecutivos (2017-2018), en fases semifinales.

Deporte
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *