A proponer a los mejores y más capaces desde este lunes

elecciones-2012-logo

Este lunes tres de septiembre comienzan las Asambleas de Nominación de Candidatos a Delegados a la Asamblea Municipal del Poder Popular, las cuales tienen como principal protagonista a los electores en cada barrio y comunidad.

 

La etapa que comienza el día tres de septiembre deviene  buena oportunidad para robustecer la unidad del pueblo, elevar su participación protagónica y afianzar la responsabilidad de todos en el constante perfeccionamiento de la sociedad cubana

elecciones-10

 Este lunes tres de septiembre comienzan las Asambleas de Nominación de Candidatos a Delegados a la Asamblea Municipal del Poder Popular, las cuales tienen como principal protagonista a los electores en cada barrio y comunidad.

De ahí que la presencia popular sea factor esencial para el buen desarrollo de estos encuentros dedicados a proponer a los mejores y más capaces con vistas a decidir los representantes del pueblo en las elecciones convocadas para octubre próximo.

 

El Delegado desempeña un rol fundamental en el proceso político cubano, por cuanto ejerce gobierno, al intervenir en todas las decisiones estatales que afecta a la comunidad.

 

Este representante del pueblo se enfrenta directamente a los problemas, y es quien estará en contacto diario y directo con la población, puede recoger directamente sus opiniones y sugerencias.

 

Ellos deben reunirse, analizar cada problema, tratar de ver todos los aspectos posibles, proponer soluciones y elevar las propuestas a los niveles correspondientes.

 

A diferencia de otros sistemas políticos en las distintas latitudes, los Delegados no cobran por esta labor, por consiguiente su deber más importante es el de trabajar en el Órgano Local del Poder Popular que integran, en una función que serán de inestimable valor las iniciativas que desplieguen y las propuestas que realicen en la búsqueda de soluciones a los dificultades que enfrenten.

 

Entre su labor está igualmente la rendición de cuenta ante sus electores, ofrecer información de interés, así como promover la labor comunitaria y estimular a los que se distinguen en el desarrollo de las actividades y en el trabajo en defensa de las conquistas de la Revolución.

 

Y algo muy importante, no son los Delegados los encargados de realizar labores administrativas como pueden ser la distribución de materiales de la construcción, la asignación de teléfonos, viviendas y solares, la de otorgar derechos a los asistenciados para adquirir productos, o alimentarse en centros gastronómicos y la entrega de avales.

 

Estos hombres y mujeres que desinteresadamente realizan esta importante gestión de gobierno, tienen derecho a ser elegidos como Presidente o vicepresidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular, presidente de un Consejo Popular, Diputado al Parlamento cubano y miembros del Consejo de Estado.

 

Los Delegados convergen esencialmente en el funcionamiento y concepción de la célula básica de toda estructura del Poder Popular y representan los aportes más legítimos y auténticos de nuestro sistema democrático.

 

Por eso la etapa que comienza este tres de septiembre deviene en una buena oportunidad para robustecer la unidad del pueblo, elevar su participación protagónica y afianzar la responsabilidad de todos en el constante perfeccionamiento de la sociedad cubana.

 

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}