A-propia-ción de ideas y pinceles

A-propia-ción abrió sus puertas al público pinero. Foto: Yesmani Vega Ávalos

A considerar si el arte es la expresión de los más profundos pensamientos por el camino más sencillo, es hacia donde nos lleva la experiencia del joven artista autodidacta Antonio López Vega, quien recién inauguró su cuarta muestra, A-propia-ción, en la céntrica galería Martha Machado, la misma que en el 2013 vio gestar su primera creación.

Una exposición compuesta por 18 obras abiertas a la transición de un arte pintoresco totalmente en desarrollo que encuentra en sus marinas, bodegones y ofrendas la mejor conjugación para ofrecer al espectador novedosas pinceladas.

En la galería, de izquierda a derecha, Tonito –como con cariño lo llaman– va desde la serie Bosquejos, la solitaria pieza Transferencia, el tríptico Caída Libre y concluye en la serie Ofrendas, “la más lograda de todo el conjunto”, como bien la catalogara el crítico de arte y profesor universitario Javier Negrín Ruiz.

El tríptico Caída Libre es apreciado con detalle. Foto: Yesmani Vega Ávalos.

 

Antonio López Vega tiene ahora mucho más que trabajo y compromisos. Foto: Yesmani Vega Ávalos.

Antonio, de solo 30 años, ya ostenta un premio en la ciudad de Nueva York y una exposición en el hotel Inglaterra de La Habana, capital a la que piensa retornar el próximo año con un proyecto para la Bienal.

“Proyecciones –explica López Vega– nunca faltan. Al principio, cuando empecé con esta manifestación hace seis años, era difícil pensar en los trabajos futuros, eso es algo que se va ganando con el tiempo y la experiencia.

“Hoy son muchas las ideas que asoman –afirma quien, además, es jefe de la sección de plástica de la Asociación Hermanos Saíz en la Isla–. En este 2019, después de un gran esfuerzo, iniciaré también estudios en el Instituto Superior de Arte en la carrera de Restauración y Conservación; ello me ayudará a tener el registro de creador y otros beneficios, y me nutrirá de importantes componentes académicos”.

 

Pública y plausible fue la crítica de Javier Negrín Ruiz acerca del conjunto de obras. Foto: Yesmani Vega Ávalos.

Para López Vega el reflejo en el agua y las luces son características esenciales de su obra; no hace más que apropiarse del pincel, a la vez que este se apropia de sus ideas en busca de resguardo sobre el lienzo.

Él imprime un sello que como bien diría Negrín: “Todo estilo es apropiarse del mundo y devolverlo teñido de nuestra sensibilidad particular, esta exposición demuestra que Antonio López Vega lo está logrando”.

Cultura Isla de la Juventud
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Sociocultural en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *