ANIVERSARIO 60

A Lidia y Clodomira no le sacaron ni una palabra

Cuando al verdugo de la tiranía batistiana Esteban Ventura Novo le preguntaron si las mujeres habían dicho algo, contestó: “Los animales estos le han pegado tanto para que hablaran, que la mayor (Lidia con 42 años) está sin conocimiento y la más joven (22 años) tiene la boca hinchada y rota por los golpes, solo se le entienden malas palabras”.

Ni a la holguinera Lidia Esther Doce Sánchez –conocida por la Nena y mensajera de la Columna Cuatro comandada por Ernesto Guevara– ni a la manzanillera Clodomira Acosta Ferrals –de la

Columna Uno de Fidel– les pudieron sacar ni una sola palabra, a pesar de haber sido torturadas salvajemente: Prefirieron la muerte, que revelar sus secretos sobre las luchas clandestinas y rebeldes.

Por una delación, Lidia y Clodomira fueron sorprendidas en altas horas de la noche del 12 de septiembre de 1958, por los testaferros de Batista en la casa de un combatiente de la clandestinidad, mientras cumplían una misión en La Habana. Allí, asesinaron a cuatro jóvenes revolucionarios y ellas lucharon con sus propias manos, las arrastraron por las escaleras, las montaron en una perseguidora y se las llevaron.

En la madrugada del día 15, ya moribundas, las volvieron a torturar; esta vez, las subieron a una lancha, al fondo del Castillo de La Chorrera, y en sacos llenos de piedras las hundían en el agua y las sacaban hasta que, al no obtener tampoco resultado alguno, el 17 de septiembre de 1958 las dejaron caer al mar.
El Che conmovido, expresó: “Sus cuerpos han desaparecido, están durmiendo su último sueño, Lidia y Clodomira, juntas, como juntas lucharon en los últimos días de la gran batalla por la libertad (…) Dentro del Ejército Rebelde vivirá eternamente la memoria de las mujeres que hacían posible con su riesgo cotidiano las comunicaciones por toda la isla”.

A 60 años de su desaparición, las mujeres cubanas se inspiran en su ejemplo, pues siguen siendo faro para nuestro pueblo.

Historia Otras de la Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *