A cuatro manos desde La Fe

“Esta fue la primera actividad cultural después de la inercia a que nos obligó la pandemia y se caracterizó por un disfrute tranquilo, disciplinado y sin embargo muy participativo”, aseveró Fernando Francés García, metodólogo de la Casa de la Cultura al resumir el inicio del verano este sábado y donde la institución en la cual labora tuvo un destacado rol en la jornada.

Foto: Marianela Bretau Cabrera

El espectáculo para evitar una aglomeración contraproducente de personas se efectuó en tres puntos diferentes al mismo tiempo, desde las 10 de la mañana. Esos lugares fueron el que ocupara el área de cuarentena frente a la Covid-19 en el reparto Ángel Alberto Galañena, El Rumbo en Camilo Cienfuegos y al sur, la barriada Comandante Pinares (Antonio Sánchez Díaz).

Los tres amanecieron engalanados con guirnaldas y carpas de gastronomía para la venta de confituras, refresco y cerveza, así como churros y rositas de maíz, estos últimos a cargo de los trabajadores por cuenta propia, quienes también amenizaron con su música.

En estas fiestas por el inicio del Verano 2020, la primera en un ambiente más distendido, como corresponde a la segunda fase de la recuperación pos Covid, payasos, artistas aficionados de diferentes manifestaciones, integrantes de la brigada Somos Arte de la Casa de la Cultura del poblado y promotores deportivos amenizaron la mañana destinada a los niños, mientras que la noche está dedicada a los adultos.

ALEGRÍA DE GRANDES Y CHICOS

La alegría y el sano disfrute lo multiplicaron este sábado los pobladores de La Fe, segundo poblado de importancia de la Isla, durante la primera jornada de un verano diferente.

Las actividades culturales y deportivas señorearon desde media mañana de un día soleado, junto a la venta de alimentos ligeros y bebidas refrescantes que saborearon chicos y grandes.

Foto: Marianela Bretau Cabrera

La Casa de la cultura de la localidad, el Inder, el Centro Municipal del Libro y la Literatura y proyectos comunitarios hicieron gala de interesantes propuestas e iniciativas y atrajeron la presencia de personas de todas las edades en los puntos seleccionados para el anhelado festejo por el inicio de la etapa estival en la también llamada Villa de las Aguas.

Hasta los discapacitados salieron en sus sillas de rueda para no perderse la diversión, no pocos hicieron colas para intervenir en las competencias deportivas en disputa y los variados juegos de participación, entre los que no faltó la tracción de la soga, pero muchos prefirieron compartir las presentaciones artísticas o recorrer las áreas.

De igual manera distintas unidades gastronómicas de La Fe vendieron confituras y refrescos para los niños, así como dulces y bebidas para los adultos, donde estuvieron fuerzas responsabilizadas directamente con la preservación del orden interior y disciplina.

Afortunadamente, el Municipio presenta una situación favorable respecto a la Covid-19, con varias semanas sin reportar casos nuevos, lo que posibilita el disfrute de las actividades recreativas con mayor placer aunque el cumplimiento de las medidas higiénico sanitarias son de extremo cuidado.

Foto: Marianela Bretau Cabrera
Foto: Marianela Bretau Cabrera
Deporte Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *