A 120 años de la educadora leal

Zenaida al centro junto a su esposo Sergio (a la izquierda). Foto: Archivo

Un libro viviente de patriotismo era Zenaida Oropesa Soto, nacida el 23 de marzo de 1901, en Nueva Gerona, hace 120 años.

La maestra honorífica en el centro escolar Luis de la Maza Arredondo Casanova –hoy escuela elemental de arte Leonardo Luberta Noy– educó con bondad a jóvenes de varias generaciones, a quienes inculcó el amor patrio y el pensamiento martiano. Con sapiencia vinculó sus alumnos a proyectos de corte cultural y social.

Una mirada a la vida de la ilustre pedagoga conduce a una niñez feliz con la educación exquisita propiciada por sus padres Carlos Oropesa y Concepción Soto, quienes se trasladaron a Batabanó donde Zenaida cursó hasta el sexto grado, luego se hizo maestra habilitada.

Contrajo matrimonio con Sergio Montané, la pareja se estableció en Isla de Pinos y de la relación nacieron cinco hijos. En 1941, como miembro del comité de redacción de la revista Pino Nuevo desde su sección Feminista contribuyó a la equidad de género entre las mujeres, amas de casa y los hombres de su época. Durante 1942, vinculada al quehacer periodístico y educativo luchó en favor de la cubanía desde la Sociedad Femenina 13 de Marzo.

Significativo resultó que dos de sus hijos fueran miembros activos del Movimiento 26 de Julio: Jesús y Magalis de la Cruz.

Su familia colaboró con el Movimiento y luego de la condena a prisión de los participantes en las acciones del 26 de Julio de 1953, su casa fue núcleo de las actividades al crearse el Comité ProAmnistía guiado por las madres de los presos políticos.

Ellas promulgaron la Carta de las Madres de toda Cuba y entre cuyas firmantes estaba la maestra. Fueron numerosas las acciones por la liberación de los asaltantes de los cuarteles Guillermón Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, sancionados a largas condenas, así como el enfrentamiento a los intentos del tirano Fulgencio Batista de negociar la amnistía.

“Mil años de cárcel antes que la humillación. Mil años de cárcel antes que el sacrificio del decoro”, sentenció Fidel ante el condicionamiento de la libertad por el silencio y la inactividad.

La gestión del Comité fue efectiva el siete de mayo de 1955 cuando se publicó en la Gaceta Oficial de la República las Leyes No. 2 y 3, votadas por el Congreso y el Presidente, donde se concedía la amnistía a los Moncadistas, la cual se concretó el 15 de mayo, haciéndola coincidir con el Día de las Madres de ese año.

Historia Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *