Un sentido de vida

Foto: Yoandris Delgado Matos

“El Ministerio del Interior (Minint) no es un medio de vida sino un sentido de vida, a nuestras fuerzas las distinguen los principios, la moral, ideología, el amor a la Revolución, el compromiso de garantizar la tranquilidad ciudadana”, así definió a la tropa de  uniformados de verde olivo y azul el Mayor José Antonio Suárez Miró

, jefe del grupo de agentes de orden público del Sistema de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), a propósito del aniversario 60 de la creación del Minint, el seis de junio.

Con una extensa trayectoria en esa fuerza a Suárez Miró lo avalan los resultados alcanzados con su desempeño y experiencia adquirida desde el año 2001, cuando ingresó por primera vez a las filas del Minint respondiendo a un llamado de la Unión de Jóvenes Comunistas. A partir de ahí se tejió una historia de amor que perdura hasta la actualidad.

Según nos cuenta José Antonio, graduado en Educación Especial, su recorrido inició en el sistema de prisiones por un período de cinco años como funcionario del orden interior, luego pasó a formar parte del equipo multidisciplinario que después dirigió y más tarde asumió como político en esa área.

“En el 2008 –expresa el Mayor– por los resultados fui trasladado al sistema de la PNR para ejercer esa propia actividad”. Allí continuó su ascenso y es designado segundo jefe de trabajo comunitario, tarea que más adelante dirigiría por cerca de cuatro años.

“Por el desempeño al frente de esa actividad fui promovido para el sistema de prisión como jefe de esa instancia, donde permanecí durante 12 meses a partir de un pedido que me hicieron, para luego retornar a la PNR hasta la fecha.

“Aunque ya yo venía con una preparación de la vida civil, el Minint constituyó para mí una escuela, me dio la posibilidad de superarme, me gradué de Derecho en el 2006 y ello me ha favorecido a la hora de asimilar mejor las enseñanzas del sistema.

“Como joven en aquel momento me representó una oportunidad de ser más útil a la Patria, no significa que la tarea anterior no fuese importante, pero esta misión vinculada al orden interior es más exigente a partir del enfrentamiento constante al delito, las ilegalidades, indisciplinas y en estos tiempos a todo lo relacionado con la covid 19”.

Ponderó el significativo rol desempeñado por los uniformados en el cierre de la ciudad, en las zonas en cuarentena, lo cual ha contribuido a que hoy el Municipio exhiba resultados loables en el frente a la pandemia y a que su quehacer sea más visible en la población.

“Lo primero fue dejar las oficinas y salir al terreno, a partir de ahí entramos en un sistema de trabajo de 12 por 24 horas.

“Además del cierre de la ciudad y las cuarentenas, también participamos en la organización de la población en los diferentes puntos de venta de productos de primera necesidad, apuntalando las estrategias para que a cada individuo le llegue lo que le corresponde y las personas no se sintieran desprotegidas en estas difíciles circunstancias”.

Respecto a los jóvenes y su trabajo con ellos expresó, teniendo en cuenta su experiencia personal, su desacuerdo con quienes afirman que la juventud está perdida. “Cada etapa tiene su momento, los jóvenes se parecen más a su tiempo que a sus padres, pero no significa que sean irresponsables, todo lo contrario, asumen las tareas de la Revolución y están hoy inmersos en el combate, dispuestos a enfrentar tanto a los enemigos internos como externos.

“Nos corresponde continuar formándolos, prepararlos porque son el futuro, la continuidad. Con ese concepto adiestro como agentes de orden público a un numeroso grupo de ellos”.

Antes de finalizar, el Mayor José Antonio envió una felicitación a todos los integrantes del Minint, a cada una de sus estructuras y órganos que a diario cumplen misiones de vital importancia para el mantenimiento del orden interior.

“Son muchos ejemplos para demostrar que nuestros combatientes aquí están junto al pueblo. Siempre ante cualquier situación tratamos de ser profesionales e imparciales. Hemos recibido incontables muestras de agradecimiento, en especial en las zonas en cuarentena donde constantemente nos llamaban para expresarnos su gratitud y cooperar.

“Aunque los tiempos hoy son difíciles porque el bloqueo yanqui arrecia, hemos continuado por nuestro curso porque es el empeño del Partido y el Gobierno, de darle al pueblo la mayor satisfacción posible”, concluyó.

Entrevistas Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *